Jueves, 19 de septiembre, 2019 | 6:42 pm

Volvamos al PITIBO



Por Juan Martínez*

La revolución educativa promovida por las autoridades no es tal. En mi opinión, en la República dominicana se ha producido una involución educativa, con resultados cada vez más precarios y que constituyen una desproporción con los grandes recursos invertidos a partir del presupuesto nacional del año 2013.

Apostar todo a la tecnología y hacer referencia de manera despectiva a medios tradicionales que desde nuestros orígenes han hecho parte de la acción educativa, constituye un rompimiento brutal con instrumentos de enseñanza, que probaron su utilidad en los hechos.

Volver al PITIBO (pizarra, tiza y borrador), es una cuestión que debe colocarse sobre la agenda del Ministerio de Educación. Regresar a la interacción ALMAS (alumnos/maestros), es reclamo ineludible si queremos generar resultados satisfactorios, reencontrarnos de nuevo con la enseñanza de cuestiones tan elementales como las letras del alfabeto que suben y bajan, el dominio de las palabras agudas, graves o llanas, esdrújulas y sobreesdrújulas, a la construcción de párrafos mediante composiciones en hojas de cuadernos.

Enseñar el dominio de las letras cursivas y scripts, el manejo de la formula TIO (tema/importancia/orador), estas entre otras, son acciones que contribuyen a construir asociación de ideas en nuestros estudiantes, que ayudarían de manera significativa a que los mismos aprendan a leer y escribir. Quien bien lee y escribe, bien habla. Es vital que la educación ayude a la estructuración de un pensamiento, que haga lógica y sistemática la producción de ideas.

RESODEE Y EL DAÑO QUE HA CAUSADO:

En el propósito de presentar datos a organismos internacionales que no responden a la realidad, las autoridades educativas dominicanas promovieron la fórmula que defino como RESODEE (repitencia, sobre edad y deserción escolar), solo por unos dólares más. Es mediante esta visión equivocada, que se asumió la lógica de promover al curso superior a todos los estudiantes del primer ciclo de la educación primaria, aunque no supieran leer ni escribir. De esta manera un estudiante de Primer año de primaria que no se le indujo ni siquiera a escribir su nombre, era promovido a segundo grado, y con iguales criterios se promovía a tercero, provocándole un daño mayúsculo, cuando se ha demostrado que física y psicológicamente, es en los primeros años donde se hace más efectivo el aprendizaje, de ahí las consecuencias del presente. Esta sin razón condujo al menor esfuerzo de muchos docentes, porque como al fin y al cabo los alumnos eran promovidos al siguiente grado aprendieran o no, para qué emplearse a fondo pensaron unos pocos? Claro, que existe un amplísimo personal docente de indiscutida calidad.

LAS TIC (TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN).

Alguno pensará que reniego de la tecnología, de ninguna manera, por el contrario, son de gran ayuda, estas ideas que he escrito, las he plasmado en uno de los medios. Lo que sucede es que no se pueden poner todos los huevos en la misma canasta cosa que ha hecho el Ministerio de Educación. De lo que se trata en este caso, es de que se produzca una integración armónica y racional de los diversos recursos a nuestro alcance (antiguos y modernos), pero en el que la interrelación de ALMA: Alumnos y maestros debe ser la clave. Cómo olvidar a mi maestra de primer grado cuando me decía, que la vocal (a) era resultado del trazo contrario a como se mueven las manecillas del reloj y un rabito.

La entrega de medios tecnológicos por parte de las autoridades a nuestros estudiantes debe ser el resultado de un proceso de toma de conciencia sobre el uso de los mismos, pero que esté precedido de una sólida formación de los aspectos esenciales que hemos descrito más arriba, con lo que ayudamos a evitar que los mismos sean medios que transmiten las deformaciones propias del aprendizaje, en los que poco importa la toma de conciencia de los alumnos. No hay que hacer grandes desplazamientos para comprobar como estos aprenden, observemos los mensajes de texto que envían por medios como celulares o laptop (klk, qlq, mie2, dime ab, xq, ctt, bn, qtal) y ni que hablar del uso de las reglas gramaticales.

Trabajar de manera directa con el lápiz sobre el papel, produce una verdadera conexión físico/emocional, agregando valor sobre el uso de medios que disciplinan a los alumnos. El buen uso de las tecnologías va en correspondencia con una sólida formación en el aprendizaje. Todo cuanto se ha creado hasta nuestro tiempo es el resultado de la inteligencia humana, incluido los medios tecnológicos. Recuerdo que cuando asistí a la escuela primaria disponía de un cuaderno, un lápiz y un libro; pero conmigo tenía un maestro que era libro, orientador, guía y que le sobraba cariño para ofrecer. Hoy en día, vemos atravesando nuestras calles a estudiantes mochilas al hombro, cargando un peso que produce afecciones a la salud, porque los estudiosos de esta materia afirman que el peso de la misma no debe ser superior al 10% del peso del niño. En otras palabras, volviendo al PITIBO ayudamos a un pleno desarrollo físico y emocional de nuestros alumnos, quienes en muchos casos ven su hombro marcado por la correa de su mochila sobre cargada de materiales.

Reflexionemos……..

 

El autor es maestro, periodista y abogado.

juan-martinez

Publicidad