Viernes, 22 de febrero, 2019 | 6:45 pm

Vendió un riñón para comprar un iPhone y enfermo

Por el deterioro de su salud  Wang  abandonó sus estudios.
Por el deterioro de su salud Wang abandonó sus estudios.


En China, el joven Wang Shangkun quería un teléfono inteligente y vendió su riñón por un iPhone. Fue en 2011 cuando los medios internacionales dieron a conocer el caso del joven chino, de 17 años.

Siete años más tarde se supo que dejó el hospital, pero tendrá secuelas de por vida: estará postrado y tendrá que realizarse diálisis.