Vanguardismo e incoherencia del liderazgo político

291
Pedro Franco

*Por Pedro Franco

Ante el boicot que llevó a la anulación de las elecciones municipales (aunque la JCE ha hablado de suspensión) se ha puesto en evidencia la calidad del liderazgo político dominicano, la vocación sectaria de parte de sus integrantes; la no comprensión que a problemas comunes la solución debemos ser todos.

Da pena oir y leer a líderes reclamar la renuncia de los jueces de la JCE a sabiendas que si se producen estas, sería el abogado de Rondón quien sustituiría a Castaño Guzmán y dirigentes peledeistas a los otros. Si renuncia todo el Pleno Danilo y su Senado tendrían en sus manos la designación de la nueva Junta. Algunos incluso llegan a plantear tratativas y acuerdos políticos tipo 1994, que a nuestro juicio la sociedad y la oposición política coherente debían rechazar, pues ya sabemos en qué terminan.

A las puertas de una crisis política nacional ante un hecho sin precedentes los de a pies esperamos ver crecer el liderazgo político, especialmente al opositor, y apegarse a la constitución y la Ley quienes mandan elecciones separadas y reconvocatoria en 30 días, luego de la anulación. ¿Dé donde diablos sacan estos dirigentes y politólogos que se junten las 2 elecciones?

En esa alegre forma de pensar y actuar hemos visto personas que todos creemos respetables decir a algunos lideres que presten sus braguetas a otros, pareciendo como si celebraran el colapso electoral producido. Naturalmente se trata de infantilismo dirigencial o del activistas.

Aquí tenemos todo tipo de conductas e inconductas. cuando lo que corresponde es, a nuestro juicio, empeñarnos en procurar el respeto a la voluntad popular; ningún acuerdo de aposento por encima de la constitución y la ley. Los procesos y tratativas de 1978, 1990 y 1994 debía convencer, por lo menos al liderazgo opositor, de los peligros que asechan al sistema democrático, y a la voluntad popular.

¿A qué puerto aspira a arribar el liderazgo opositor que está llamando a la renuncia de los jueces de la JCE, a que se junten las elecciones o a que se llegue a nuevas tratativas y pactos entre el liderazgo político y sus principales candidatos nacionales? Si hay dialogo tiene que ser para que se cumpla la constitución y la ley, para que se esclarezcan las causas del colapso, si hay autores que se castiguen severamente, y en menos de 30 días a convocar de nuevo el proceso electoral municipal. Nada de modificación constitucional.

Esperamos el liderazgo político opositor dedique tiempo para coherenciarse, antes de competir entre si, en reclamar quien tiene mas o menos bragueta.

-- publicidad --