Lunes, 22 de julio, 2019 | 8:13 pm

Una reflexión



El monje budista vietnamita Thich Nhat Hanh dijo que “a veces tu alegría es la fuente de tu felicidad, pero a veces tu sonrisa puede ser la fuente de tu alegría”.

Lo relevante consiste en la búsqueda permanente de la felicidad, ya que no alcanzarla significaría un fracaso en la vida. Veámoslo así: Si cuando naces no traes nada y al momento de morir no te llevas nada, entonces dedícate a ser feliz.

Publicidad