Domingo, 23 de junio, 2019 | 5:08 pm

Una reflexión



El empresario estadounidense Henry Ford afirmó que “cuando pensamos que el día de mañana nunca llegará, ya se ha convertido en el ayer”.

Parece una afirmación incomprensible, pero no lo es; se trata de una invitación a ser visionarios, en vista de que el verdadero valor de las cosas radica en adelantarse a los peligros y despreciarlos, siempre que lleguen a hacerse inevitables.

Publicidad