Una consigna

Una consigna

Una consigna

El presidente Luis Abinader, lo ha demostrado en la práctica, es coherente en cuanto al uso de los fondos públicos y el combate de la corrupción.

Desde antes de asumir el Gobierno, el mandatario ha advertido sobre que no quiere amigos y que no sería ni sería cómplice de ninguna anomalía.

Las destituciones de más de 15 funcionarios constituye la mejor evidencia de que Abinader no se alienará a ninguna práctica que marque su gestión.

“Una verdadera visión de cambio que pone la calidad de vida de las personas en el centro de las políticas públicas, que es lo mismo que en el centro del quehacer de nuestras instituciones”, aseguró en una de las tantas actividades encabezadas ayer en su agenda.

Quienes, aparentemente, han querido apartarse de este lineamiento han sido desalojados de sus puestos de inmediato.

Que Justicia actúe
Se han denunciado irregularidades -que deben ser verificadas por las autoridades competentes- en el Ministerio de la Juventud, en el Instituto Dominicano Postal y en el Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil, además en el consulado dominicano en Juana Méndez, pero se cuestiona que nadie esté detenido hasta el momento, mucho menos en “operativos relámpagos”.

Existe el cuestionamiento por igual que no se revelen detalles de las pesquisas en estos casos, como ocurre contra los imputados de las operaciones “Medusa”, “Coral y Coral 5G”, “Larva” y “Falcón”.

De ahí la justificación del Partido de la Liberación Dominicana sobre la alegada judicialización de la política, que no es más que la antigua persecución contra la oposición.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas