Miércoles, 19 de junio, 2019 | 2:45 pm

Un Distrito Nacional amigable y solidario



La  revista Conde Nast Traveler hizo público en los medios de comunicación digitales, que el Distrito Nacional, con énfasis en la Zona Colonial, es según ellos, la “ciudad más amigable del Mundo” en los premios  “Reader’s Choice Awards 2018”, y para quien suscribe  fue una sorpresa y para las personas lectoras de Conflictos y Mediaciones, también. Pero cómo es posible, tanta amabilidad.

No niego que la ciudadanía de casi un millón de habitantes no sean amigable, por Dios no, esa zona turística, cultural y religiosa llama la atención  miles de extranjeros que visitan al país, no tanto los dominicanos.

Los dominicanos y me incluyo, notan en esa zona abandono, inseguridad y más que todo, desatención de las autoridades municipales, de turismo y cultura. Creo que esas instancias estatales debería tomarle la palabra a las personas turistas y a la revista en cuestión, para darle otra mirada, otra connotación.

La indicada revista, visualizo solo la percepción de la gente de viaje, para mí, no tomo en cuenta a sus ciudadanos y visitantes dominicanos. En la zona colonial desde nuestra mirada es abandonada y sugiero cambiar esa visión, de quien mira esa zona con vista para protegerla, hermosearla y venderla a los turistas de fuera y a los de adentro.

De que somos amigables, lo somos; podríamos ser mejores y como dicen otros estudios, somos también felices, a pesar de las precariedades y situaciones políticas, económicas y sociales.

Conde Nast Traveler, “reconocida y prestigiosa revista internacional de viajes y estilo de vida”, debería también profundizar sobre otras cuestiones de nuestro turismo y tal vez así, las autoridades del Ministerio de Turismo, Cultura y del Ayuntamiento les dieran otras miradas a la Zona Colonial, Ciudad Nueva, Gazcue, Ciudad Universitaria; todo como un paquete para el turista y su entretenimiento con diversión.

La ciudad de Santo Domingo con su Distrito Nacional, según indica la revista, fue elegida como la “segunda ciudad más amigable”, gracias Dios mío y de ustedes; por fin de fuera nos dicen lo que desde Conflictos y Mediaciones destacamos para una cultura de paz y de convivencia.

Los seguidores de esa revista también indicaron  que Santo Domingo “es su lugar favorito en la República Dominicana porque allí se encuentra la Ciudad Colonial” y coincidimos con ellos y ellas y muchas gracias por preferirnos.

Destacaron esas personas lectora que Santo Domingo es “un lugar lleno de encanto del viejo mundo con tiendas pintorescas y calles hechas para los paseos nocturnos. En donde valora de la gente su “amabilidad de la gente y el excelente servicio al cliente”.

Que sepan los turistas y los que vienen a realizar otras actividades en la República Dominicana, que somos más que amables, corteses y trabajadores; cuando se nos permite desde un empleo digno ganarnos la vida con el sudor de la frente.

Según la revista, 300 mil persona ofrecieron su opinión en relación a esa consulta a los cuales se les facilito la encuesta y respondieron con “amabilidad” y nosotros en dominicana nos sentimos orgullosos de esa percepción, aun con las debilidades.

En esa zona queda mucho por hacer. Mejorar al ciudadano dominicano, que para cuando observe un turista perdido, lo oriente y si lo ve que está en una zona insegura, también lo acompañe y le indique otras opciones para compartir y divertirse. O sencillamente, le muestre lo mejor de nosotros, la amabilidad.

Mediaciones y conflictos promueve desde este medio de comunicación, la iniciativa de mediar antes los conflictos y si logran un acuerdo, la amistad se restablece entre la gente de una vecindad, condominio, trabajo, escuela, iglesias, clubes, sindicatos, etc.

Ser amigable no basta para solucionar los conflictos, se requiere habilidades para conversar y llegar acuerdos duraderos y hacia el futuro de la sociedad.

 Por un Distrito Nacional más amigable y habitable.  Todos y todas somos la ciudad, continuemos fomentando lo mejor de nosotros/as, la solidaridad y honestidad. Al alcalde de la ciudad, que nos eduque en valores de transparencia y eficiencia. 

Publicidad