Domingo, 20 de octubre, 2019 | 5:42 am

Un destino seguro



República Dominicana se ha constituido en uno de los países de referencia en la región del Caribe y Centroamérica sobre desarrollo turístico.

Recibimos más turistas que casi todas las islas del Caribe juntas y competimos fuertemente con la Riviera Maya mexicana.

Además de playas paradisiacas y un clima envidiable, ofrecemos seguridad y estabilidad social, elementos que pueden inclinar la balanza a la hora de una persona o una familia decidir a cuál destino ir a vacacionar.
Pero no estamos solos en el competitivo mercado turístico.

Los agentes del sector suelen actuar como aliados a la hora de proteger y promover un destino a nivel global.
Normalmente, los tiros contra los destinos provienen de otros destinos.

Sería muy ingenuo pensar que todos los que tienen intereses en otros destinos actúan de buena fe, como efectivamente debieran siempre actuar todos los actores de cualquier tipo de mercados.

La realidad indica que muchos actores entienden que cuando un destino vecino se daña ellos pueden beneficiarse.
El turismo se ha constituido en una actividad vital para la estabilidad económica dominicana. Por tanto, hay que prestarle atención a cualquier situación que pueda dañar ese sector.

Hemos visto como se han venido sobredimensionando algunos casos en los que están involucrados turistas para dañar la reputación de República Dominicana como destino seguro.

Somos, sin quizás, el destino más seguro de la región de Centroamérica y el Gran Caribe.

Por eso las autoridades están en el deber de salirle al frente, resolviendo y haciendo públicas las pesquisas, de cualquier caso en que haya turistas involucrados, para evitar que se arme una bola de nieve que arrastre uno de los pilares del desarrollo turístico dominicano: la seguridad del turista.