El lunes, Twitter anunció que empezará a eliminar las cuentas a partir del 11 de diciembre.

Twitter anunció que pondrá «en pausa» sus planes para eliminar cuentas que hayan estado inactivas durante más de seis meses.

La red social pretendía empezar a borrarlas el 11 de diciembre, tal como lo informó este miércoles.

Pero una oleada de reacciones adversas le hizo reconsiderarlo.

«Hemos escuchado sus comentarios sobre el impacto que esto tendría en las cuentas de los fallecidos», informó la empresa con un tuit.

«Fue un fallo por nuestra parte. No eliminaremos ninguna cuenta inactiva hasta que encontremos una forma para que se puedan conmemorar las cuentas de personas fallecidas«, añadió.

Sin embargo, aclaró que, en cuanto halle la manera, continuará con el plan para cumplir con cuestiones regulatorias. En concreto, con las Normas Generales de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés).

Así, una vez tenga el proceso establecido, empezará cancelando cuentas en la Unión Europea.

«Pedimos disculpas por la confusión y los mantendremos al tanto», expresó la red social en una serie de tuits, el miércoles.

Eliminación a gran escala

Este lunes Twitter empezó a contactar a sus usuarios para informarles de la medida y explicarles que la manera de evitarlo es conectarse desde ellas a la red social antes del 11 de diciembre.

Correo de Twitter con advertencia de cancelación de cuentas
Image captionEste correo fue el que los usuarios afectados empezaron a recibir a partir del martes.

Es la primera vez que el gigante de las redes sociales pretende eliminar cuentas a tan gran escala.

Twitter resaltó que el objetivo de la medida no era liberar nombres para que otros usuarios los pudieran usar, como han sugerido algunos.

No obstante, según el plan inicial, los nombres de perfiles inactivos estarían disponibles para otros usuarios una vez éstos sean eliminados.

Y adelantó que más adelante analizará qué hacer con los perfiles de usuarios que, aunque se conecten a la red social, no presentan ninguna otra actividad.

Personas jóvenes consultando sus teléfonos inteligentes
Twitter dijo querer estimular que los usuarios entren activamente en sus cuentas y participen en la red.

La polémica de los usuarios fallecidos

Twitter mencionó que la compañía se vale de muchas señales para determinar el uso por parte de humanos genuinos, no sólo si publican o interactúan con tuits.

«Como parte de nuestro compromiso de servir el diálogo público, trabajamos en limpiar las cuentas inactivas para presentar una información más exacta y fiable en la que la gente pueda confiar a través de Twitter», había comunicado la empresa sobre las medidas que pronto tomaría.

«Parte de este esfuerzo es para estimular a las personas que activamente entren (en sus perfiles) y usen Twitter cuando registran una cuenta, como se declaró en nuestra política de cuentas inactivas».

Eso significaría que las cuentas de personas fallecidas también podrían ser eliminadas, a no ser que un ser querido u otra persona allegada tuviera en su poder las contraseñas de acceso y pueda entrar para aceptar las más recientes políticas de privacidad de Twitter.

Según las actuales normas, Twitter sólo permite la desactivación de la cuenta de un usuario fallecido si una tercera persona de confianza -el padre, por ejemplo- puede comprobar su identidad. Sin embargo, según esas políticas, bajo ninguna circunstancia Twitter otorgaría acceso a dicha cuenta para evitar su cancelación.

Después de que varios medios se hicieran eco del plan, la compañía admitió que no había tenido en cuenta el malestar que podría causar la eliminación de perfiles de usuarios ya fallecidos.

Drew Olanoff, encargado de comunicación de la firma de inversiones Scaleworks, escribió al respecto en el medio especializado TechCrunch y reconoció que el «corazón le dio un vuelco» cuando supo de los planes de Twitter, ya que suele revisar la cuenta de su padre, quien murió hace años, con frecuencia.

Logo de Twitter sobre un fondo de números binarios
Twitter enfrentó críticas por cómo manejaría las cuentas de usarios fallecidos.

«Es mi manera, extraña o no, de recordarlo. De mantener su espíritu vivo. Sus tuits son momentos fechados que él compartió con el mundo», escribió Olanoff.

«Y Twitter los va a barrer y tirar a la basura como un pedazo de papel arrugado».

Ante esto, Twitter informó que está estudiando la forma de conmemorar a estos usuarios.

Otras plataformas como Facebook, ya lo hacen. Ofrecenun proceso llamado «conmemoración», mediante los allegados pueden solicitar que la cuenta de un fallecido se mantenga en la red, aunque congelada y sin permitir nuevas interacciones como medida para evitar el abuso.

«Más allá de cumplir con GDPR, en el futuro podríamos ampliar los criterios de nuestra política de inactividad para cumplir con otras normas alrededor del mundo y para asegurar la integridad del servicio», añadió Twitter.

Barack Obama en 2009 con un teléfono inteligente
La cuenta de Twitter establecida para archivar todos los tuits de Barack Obama cuando era presidente, también es candidata a ser eliminada.

«Nos estaremos comunicando con todos ustedes si lo hacemos».

Según el último informe de ingresos, a partir de septiembre, Twitter tiene 145 millones de usuarios «monetizables» activos diariamente (usuarios que entran en contacto con la publicidad en Twitter todos los días).

Tomado de BBC MUNDO

-- publicidad --