Martes, 25 de junio, 2019 | 6:26 am

Trump trata a un alto nivel control de armas

Apoyo. Un conjunto de gobernadores del país se reunieron con el presidente. Rechazo. La Asociación del Rifle rechaza aumentar tope de edad para comprar armas.

La muerte de estudiantes en  tiroteos  llevó a Donald  Trump a reunirse con gobernadores.
La muerte de estudiantes en tiroteos llevó a Donald Trump a reunirse con gobernadores.


WASHINGTON.-El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo ayer que si hace falta “luchará” contra un poderoso grupo de presión que se opone al control de armas, la Asociación Nacional del Rifle (NRA), y pidió, en un encuentro en la Casa Blanca con la mayoría de los gobernadores del país, aumentar las instituciones psiquiátricas para ingresar a gente como el autor del tiroteo en Florida.

En la agenda de Trump está reunirse hoy con un grupo bipartidista de legisladores para hablar sobre posibles soluciones a la violencia armada, según adelantó su portavoz, Sarah Huckabee Sanders.

Trump opinó que podrá resolver fácilmente sus diferencias con la NRA, un grupo con el que hasta ahora había mantenido una estrecha relación, en el debate sobre qué hacer para prevenir nuevos tiroteos en las escuelas del país.
“No se preocupen por la NRA. Están de nuestro lado.

La mitad de ustedes tienen mucho miedo de la NRA, y no hay nada que temer”, afirmó Trump.

“Y ¿saben qué? Si no están con nosotros, tenemos que luchar con ellos de vez en cuando. Eso no está mal. Están haciendo lo que consideran correcto”, agregó.

La NRA se ha opuesto, de momento, a dos propuestas de Trump- la de aumentar de 18 a 21 años la edad mínima para comprar un rifle semiautomático bajo la ley federal estadounidense, y la de prohibir los “aceleradores de disparos”, unos dispositivos que se colocan en las culatas de las armas para convertirlas en automáticas.

“La NRA no apoya ninguna prohibición” de los “aceleradores de disparos”, aseguró una portavoz del poderoso grupo de presión, Dana Loesch, en una entrevista este domingo en la cadena ABC News.

No obstante, Trump insistió ayer en esa idea, al recordar que ha pedido a su fiscal general, Jeff Sessions, desarrollar medidas para prohibir los “aceleradores de disparos”.

“No me importa si el Congreso no (prohíbe los ‘aceleradores de disparos’), nos vamos a deshacer de ellos”, subrayó el presidente.

Trump, que hace casi un año prometió a la NRA que tendrían un “amigo en la Casa Blanca” y recibió unos 30 millones de dólares de ese grupo en su campaña electoral, aseguró ayer que este fin de semana había almorzado con los líderes de la organización, Wayne LaPierre y Chris Cox, para acercar posturas.

El presidente estadounidense también reiteró su opinión de que es necesario revivir las instituciones psiquiátricas del país.

En tanto, los gobernadores de dos estados y de Puerto Rico sumaron fuerzas ayer con los mandatarios de Connecticut, Rhode Island, Nueva York y Nueva Jersey para compartir información sobre los compradores de armas en Estados Unidos.

La primera dama

La primera dama estadounidense, Melania Trump, defendió hoy a los estudiantes de EE. UU. que abogan por un mayor control de armas desde que 17 personas perdieran su vida en un tiroteo en una escuela de Florida.