Tratamiento paliativo de dolor metastásico con medicina nuclear

Tratamiento paliativo de dolor metastásico con medicina nuclear

Tratamiento paliativo de dolor metastásico con medicina nuclear

La epilepsia es una enfermedad del sistema nervioso central de larga duración que produce convulsiones o crisis en forma repetitiva.

Del uno al dos por ciento de la población padece esa enfermedad y puede presentarse a cualquier edad, aunque es más frecuente en la niñez y en personas jóvenes.

El doctor Herwin Speckter, médico nuclear del Cedimat, expone que las causas son múltiples, por ejemplo, problemas durante el parto, traumatismos, infecciones y tumores, aunque la mayoría de las veces son desconocidas.

Las variantes

Existen distintas formas de epilepsias, en términos generales pueden dividirse en dos grandes grupos: focales y generalizadas; las focales son aquellas que parten en una región particular del cerebro y las generalizadas son las que desde el inicio afectan a gran parte del cerebro provocando la pérdida de conocimiento en forma inmediata.

Speckter, máster en Física de la Universidad Gutenberg Mainz (Alemania), dice que las epilepsias se tratan con medicamentos llamados antiepilépticos o anticonvulsivantes.

Explica que existen tratamientos distintos que se pueden utilizar para cada tipo de epilepsia. Sin embargo, hay algunas epilepsias que no responden a los medicamentos.

Las reacciones

La enfermedad provoca crisis, momentos en los que el paciente sufre cambios físicos que se producen en las neuronas (células cerebrales) y que pueden afectar funciones como el movimiento o el comportamiento, o al nivel de consciencia (la noción de lo que sucede alrededor de uno).

Puede ser muy invalidante, especialmente cuando esas crisis son muy seguidas o muy prolongadas.

Una operación al cerebro puede curar a los pacientes en muchos de los casos, o al menos disminuir considerablemente el número de crisis, pero para que la operación sea exitosa es necesario saber con precisión en qué lugar del cerebro se inician los ataques.

Para ubicar el lugar del cerebro donde se inicia la crisis existen una serie de exámenes que pueden contribuir, entre ellos algunos que producen imágenes del cerebro, tales como la resonancia magnética y el SPECT, estudio de la medicina actual, por medicina nuclear.

La resonancia magnética se usa para localizar lesiones en el cerebro, como tumores, infecciones u otras que pueden provocar una epilepsia, sin embargo, con frecuencia no se encuentran las lesiones que expliquen la epilepsia.

La otra opción, el SPECT (tomografía por emisión de fotones únicas) sus siglas en inglés, es un estudio de imágenes en tres dimensiones que se realiza en medicina nuclear en el Cedimat.

Mientras que la resonancia magnética enseña la anatomía y si tiene cambios patológicos, la medicina nuclear detecta cambios funcionales, fisiológicos y metabólicos.



Avatar

El Día