Domingo, 22 de septiembre, 2019 | 1:53 am

TelexFree estafó a 50,000 personas en España

Sus tentáculos se extendieron como la pólvora por Brasil (240.000 víctimas) y República Dominicana (150.000)

Antonio Rivas, promotor de TelexFree en España.


Por considerarlo de interés para nuestros lectores, reproducimos esta una información publicad por el diario español El País sobre la forma en que TelexFree, la misma empresa que engañó a miles de dominicanos, estafó a miles de españoles. La investigación periodística también cita los casos de WishClub y Unetenet que también operaban bajo el mismo esquema piramidal.

Las empresas de inversión TelexFree, WishClub y Unetenet han atrapado desde 2012 a más de un millón de personas en todo el mundo -entre ellos, 100.000 españoles-.

Se trata de inversores que han perdido más de 700 millones de euros. Con señuelos de una rentabilidad de hasta el 265% al año, estas firmas del denominado sector multinivel desembarcaron con fuerza en la España espoleada por la crisis.

Ganar dinero por colocar anuncios en la red o lucrarse de una presunta moneda virtual fueron sus argumentos de seducción. Sus clientes pagaron hasta 50.000 euros por desembarcar en las supuestas fórmulas del éxito. La mayoría, lo perdieron todo en un negocio que conocieron por recomendación de amigos y familiares o en multitudinarias presentaciones a la americana donde se sucedían las imágenes de viajes exóticos y coches de lujo.

Tras la promesa del dinero fácil a golpe de clic, se esconden presuntamente esquemas piramidales Ponzi, como el que levantó hasta 2008 en Wall Street el financiero Bernard Madoff. Así actuaban las tres firmas multinivel destapadas por la sección de Investigación de EL PAÍS.

TelexFree, la codicia como emblema

El cantante melódico cordobés Antonio Rivas actuó de embajador en julio de 2012 en España de esta compañía multinivel radicada en Massachusetts.

La firma captó a 50.000 españoles con la promesa de un retorno de más del 200% anual. Los aspirantes a millonario debían copiar y pegar anuncios clasificados durante diez minutos al día. El fraude planetario sumó 730 millones de euros y alcanzó a un millón de inversores.

Sus tentáculos se extendieron como la pólvora por Brasil (240.000 víctimas) y República Dominicana (150.000). La farsa se desmontó cuando el FBI aterrizó en las minúsculas oficinas de Massachusetts y el regulador de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC en sus siglas en inglés) desmontó lo que devino en una monumental estafa piramidal.

WishClub, el imperio de Rogério

El veinteañero brasileño Rogério Alvés da Silva encarnó en España el rostro amable de WishClub, una compañía multinivel que prometía ganancias por ver anuncios por Internet y distribuir una revista.

La sociedad se presentó en sociedad en Madrid en junio de 2014. Alvés había abandonado meses antes su país natal después de que la Fiscalía del Estado brasileño de Minas Gerais cerrase por presunto fraude piramidal su firma BlackDever, que movió 24 millones de euros. Tras la investigación de EL PAÍS, la Policía Nacional española señaló a WishClub por un presunto delito de estafa. Desde unas modernas oficinas en el municipio madrileño de Alcobendas (hoy clausuradas), la empresa captó a 70.000 inversores de 52 países. Una parte del organigrama de WishClub opera hoy a través de la marca BNG International.

Unetenet, el timo de la moneda virtual

El unete, una presunta divisa cibernética, sedujo a 22.000 inversores de una decena de países. José Manuel Ramírez Marco, padre de esta iniciativa ajena al control de gobiernos y bancos centrales, recogió 50 millones de euros de pequeños inversores.

Su sistema se presentaba como una alternativa al capitalismo financiero. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) calificó en marzo de 2009 a la firma vinculada a Ramírez System World Investment, que operaba bajo la marca de Dextraplus, de chiringuito financiero.

Y el padre del Unete compartió inversiones en Panamá con Germán Cardona Soler, conocido como el Madoff valenciano por protagonizar una estafa piramidal que esfumó 300 millones de euros de 100.000 inversores.

*Tomado de elpais.es

Noticias Relacionadas