Miércoles, 20 de marzo, 2019 | 11:16 am

Solicitarán medidas de coerción contra policías que ejecutaron prófugo de Nagua

Jorge Gabriel Báez Abreu, condenado a 30 años, escapó de una clínica en Nagua.
Jorge Gabriel Báez Abreu, condenado a 30 años, escapó de una clínica en Nagua.


SANTO DOMINGO.-El Ministerio Público solicitará prisión preventiva como medida de coerción contra dos oficiales y dos agentes de la Policía Nacional, quienes están siendo investigados por la muerte del reo prófugo Jorge Gabriel Báez Abreu.

La Procuraduría General de la República dijo que el Ministerio Público solicitará prisión contra el teniente Coronel Félix V. Peralta Castillo, el segundo teniente Miguel Virgilio Martínez Grullón, el sargento Richard Alberto y el Cabo Rafael Mena Peña, quienes pertenecen a la subdivisión de Investigaciones Criminales de la Policía Nacional con asiento en Santiago.

En principio la Policía había dicho que el prófugo cayó abatido en un intercambio de disparo con agentes de la institución. Sin embargo, un video aficionado muestra el momento en que los agentes disparan contra Báez Abreu, quien estaba indefenso tirado en el pavimento.

Tras la difusión del video, la Policía y la Procuraduría dijeron que realizarían una investigación de los hechos.

 

La institución recordó que por su vinculación a la fuga logró que fueran impuestos tres meses de prisión preventiva, como medida de coerción, contra la cabo de la Policía, Angelina Berroa Martínez, quien trabajaba para la Dirección Central de Investigaciones Criminales (DICRIM) en Santiago, y de Richard Jonathan Infante Pérez, señalado como la persona que sirvió de intermediario entre Kelvyn Domingo Almonte Cabrera, quien se encuentra prófugo, y el señor Edward Geremías Maldonado Reynoso, para la renta del vehículo utilizado para la fuga de Báez Abreu del centro de salud.

También fueron impuestas medidas de coerción consistentes en impedimento de salida del país y presentación periódica contra los cabos del Ejército Dawel Manuel Cuevas Urbáez y Mario Marte Álvarez, quienes custodiaban al interno al momento de la fuga.