Lunes, 23 de septiembre, 2019 | 12:57 pm

Sistema educativo afectado por poder político y el individualismo, según Fernando Peña

“Según mi experiencia particular, los estudiantes más brillantes de la UASD, si los vamos a buscar uno a uno, normalmente son de la clase más desposeídas", dijo el profesor Fernando Peña.
“Según mi experiencia particular, los estudiantes más brillantes de la UASD, si los vamos a buscar uno a uno, normalmente son de la clase más desposeídas", dijo el profesor Fernando Peña.


*Por Abed-nego Paulino

Santo Domingo.- El coordinador del Observatorio Dominicano de Políticas Públicas (ODPP) de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Fernando Peña, sostuvo que el  sistema educativo del país está pautado y centralizado desde el poder político y basado en el individualismo.

Manifestó que tenemos una sociedad absolutamente en proceso casi de disolución, por los desgobiernos y el tipo de poder oligárquico que se ofrece e impone en la República Dominicana, “es el poder político quien define aquí lo que va a pasar”.

“Ese poder tiene una lógica de construcción de la sociedad y la construcción que se impone desde el poder es la construcción fundamentada en el individualismo, en el egoísmo, en la no solidaridad y en la defensa de la propiedad privada pase lo que pase, han impuesto la lógica de que na´e´na´ y to´e´to´, de que todo se vale”, señaló.

El catedrático de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) explicó que la pérdida moral de las tradiciones solidarias, humanas y de valores se va perdiendo a la medida que la lógica de la perspectiva individualista asume la orientación ideológica de la educación, “y eso se hace a través de nuestros maestros y maestras, a  través del sistema educativo…desde los niños”.

“Este es un país que tiene retrasos, esos retrasos han estado dirigidos por una lógica cuasi-feudal, es del medioevo y todavía esos efectos están presentes, a tal punto de que hoy en la educación dominicana la construcción de valores se hace sobre la base de reforzar el individualismo, y hacia eso se dirige la llamada educación por competencia”, apuntó.

Deserción fluctuante y definitiva

Peña argumentó que en la UASD hay una data que habla de una matrícula fluctuante, de más de 30 mil estudiantes que pueden estar inscritos en este semestre y no inscritos en el semestre próximo, en tanto que la deserción definitiva es un tema a estudiar por la universidad.

Dijo que hay un proceso de deserción en el sistema educativo que se mueve de las primarias a la media y de la media a la universitaria, y la cantidad de estudiantes que salen bachilleres no se inscriben a nivel superior, y de la cantidad que se inscriben a nivel superior no todos terminan la carrera.

“Aquí hay tres causas fundamentales que presionan al estudiante a dejar las aulas: hay un  factor que tiene que ver con la propia universidad, que es la incapacidad a partir de la insuficiencia financiera por el incumplimiento de la ley y la no aplicación del 5%…hay otro factor, que es el factor socio-económico, que pueden venir a la universidad porque es la única abierta…y el tercer factor que influye en este problema tiene naturaleza socio-cultural”, explicó.

Contraste del estudiantado

El politólogo señaló que desde el punto de vista del producto universitario, cuando se ve efectivamente la cantidad de estudiantes que tiene la universidad hoy y la cantidad de estudiantes que producía, y el tipo y la calidad del profesional que producía con las condiciones que se produce hoy, “es evidente que el proceso de deterioro de la academia y de la educación superior ha afectado el proceso”.

Mayor rendimiento académico

“Según mi experiencia particular, los estudiantes más brillantes de la UASD, si los vamos a buscar uno a uno, normalmente son de la clase más desposeídas porque son la mayoría, pero además no solo por eso, sino porque tienen un esfuerzo especial y adicional por crecer, por construirse, por formarse y por capacitarse”, sostuvo.

Expuso que  las mujeres tienen mayores muestras de calificación positiva y alta y además mayor nivel de rendimiento, de concentración y dedicación.

Las mujeres son mayoría

“Más del 50% de nuestros estudiantes universitarios son mujeres y probablemente a nivel de la parte docente es cada vez más a la par o va favoreciendo más la velocidad de crecimiento de mujeres maestras que de hombres maestros”, precisó el catedrático.

Indicó que la población de estudiantes mujeres ha ido en aumento por el despertar de éstas y por los efectos positivos de la lucha contra la discriminación por género.