Si la violencia persiste, no ha habido cambio

Si la violencia persiste, no ha habido cambio

Si la violencia persiste, no ha habido cambio

*Por  Yerlin Polanco

Reflexión:

Creer que las cosas buenas está aconteciendo;  sin existir un régimen de consecuencia contra quienes asesinan animales, creer que estamos cambiando; es una teoría sin esfuerzo.

No se puede aceptar un cambio con intención de desarrollo ciudadano, cuando en una República son acciones comunes; ocasionarle daño a la fauna. Cuando se empieza a tomar como una costumbre acciones violentas “pasan hacer formaciones humanas incorrectas”, que reflejándose en el seno de la sociedad convierten a la persona insensible al dolor por vía de una libertad descuidada por parte del Estado, de una inestable Democracia y de una Justicia vil que no hace nada al respecto, en consecuencia; desarrollándose en la sociedad dominicana individuos capaces de hacer daño a todo lo que le rodea. Y esto lo estamos viendo, y no lo estamos CAMBIANDO…

Es importante resaltar; que la culpa de este mal aberrante no la tiene gente, sino la carencia de Leyes que protejan a los animales de la otra raza animal de la República Dominicana (El Hombre). Y por cierto, por encima del dinero y del amiguismo, estas Leyes se hagan respectar.

CARENCIA DE LA VOLUNTAD POLÍTICA:

Contar en una República con 190 Diputados, muchos quizás lo vean como un logro, porque las sociedades de los países en subdesarrollo entienden que ha mayor cantidad; mayor será el rendimiento, pero no, lo que estamos viendo en la República Dominicana es que a mayor cantidad menor Comprensión Política; lo cual implica un atraso para la Nación.

Honorables Diputados, como bien sabemos, el único método para alcanzar la disciplina es a través de la compresión, como es de saberse que la única manera de lograr desarrollo social es a través de la Compresión Política.

Las teorías sin esfuerzo solo son posible en Sistemas Socialistas de este siglo, en los cuales sus gobiernos no cesan de realizar promesas… y he aquí en donde me place recitar a Juan Bosch, cuando explica: “Hay que educar al hombre para que respete las leyes. Sin leyes no hay sociedad humana, y las leyes sólo tienen valor si cada persona las acepta y las respeta y las hace respetar”.

En mis palabras: “sin la compresión política no hay avance colectivo”. Es por ello que entre tantos legisladores mi admiración se inclina ante uno. Y es en Omar Fernández quien desempeñando su deber, y con la sensibilidad humana que lo caracteriza propone proyectos por el bienestar común de todos los dominicanos en donde quiera que se encuentren.

Quien además en sus palabras explica el motivo de la #NuevaLeyProtecciónAnimalSOS: cumpliendo con una promesa de campaña, busco: reformar, fortalecer y hacer cumplir la Ley de Protección Animal y Tenencia Responsable.

Con esta nueva ley, nuestros animales estarán seguros. Podrán andar, como perro por su casa.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas