Lunes, 19 de agosto, 2019 | 8:21 pm

Sermón de las 7 palabras: Iglesia llama la atención sobre calidad construye el Estado

El padre Alexander Soriano tuvo a cargo la lectura de la Sexta Palabra. Foto: Jancarlos Martínez.
El padre Alexander Soriano tuvo a cargo la lectura de la Sexta Palabra. Foto: Jancarlos Martínez.


SANTO DOMINGO.-El padre David Alexander Soriano llamó la atención sobre la calidad de las escuelas que construye el Estado dominicano con los recursos provenientes del 4% del PIB para ese sector.

Al dar lectura a la Sexta Palabra del tradicional Sermón de las 7 Palabras con motivo del Viernes Santo, Soriano dijo que aún falta una supervisión lo suficientemente eficaz para que esas edificaciones sean resistentes a los fenómenos naturales.

“Basta recordar que en varios lugares se han registrado desplome de paredes, agrietamiento del edificio y otros vicios de construcción”, expresó.

Si hacemos memoria, añadió, el día 03 de febrero de esta año, se registró un sismo que provocó daños a 16 escuelas de la zona Estad del país, “esto pone en evidencia que algo anda mal”.

Indicó que en muchos lugares las escuelas son tomadas como refugios, “ahora conviene tener cuidado, pues los hechos nos están advirtiendo el peligro”.

El religioso insistió en que el Estado dominicano debe tener una mayor supervisión en todas las construcciones, pues se están invirtiendo muchos recursos para obras que deben garantizar mayor seguridad y durabilidad.

Indicó que todo parece indicar que el 5% del PIB para la educación está opacando el 96% restante del PIB, empero, se preguntó “si ese 4% en un ministerio ha revolucionado el país, ¿Qué será lo que se está haciendo en las demás instituciones del Estado dominicano con el 9&% restante?

“Todo está cumplido”, el gran desafío

Dijo que la expresión “Todo está cumplido podría ser un estímulo para los funcionarios que terminan su periodo de gestión y han trabajado con esmero para llevar a cabo todo lo que le compete, de modo que saben que van a salir victoriosos, y dejando un buen legado ceden el paso a otro sucesor.

En su opinión, la expresión “todo está cumplido” debe convertirse en un desafío para todos aquellos que alguna vez en la vida han asumido algún compromiso social o religioso.

“Te invito a mirarte en Jesucristo crucificado, en el que se cumplen las más grandes utopías, ese que subió a la cruz con gran esfuerzo y pudo finalizar  su vida con esta expresión tan pacificadora: “Todo está cumplido”

El padre Soriano se preguntó si acaso son pocos los que pueden decir al final de su carrera: “todo está cumplido”, “¿o al pasar inventario encontramos la traición de Judas o la negación de Pedro?