Viernes, 15 de febrero, 2019 | 9:15 pm

Seguridad imputados Odebrecht es prioridad para Procuraduría

El Código Procesal Penal no establece plazo para ejecutar el traslado de los implicados en el caso

Ángel Rondón mientras conversaba con uno de sus representantes legales antes del fallo del juez.
Ángel Rondón mientras conversaba con uno de sus representantes legales antes del fallo del juez.


Santo Domingo.-La seguridad de los imputados en las cárceles La Victoria y Najayo ha dilatado el traslado de los imputados en el caso Odebrecht.

La “logística para la seguridad de los imputados” ha impedido que la Procuraduría haya trasladado los reos a los penales indicados por el juez especial que conoció las medidas de coerción.

La cárcel de La Victoria es del viejo modelo penitenciario y una de las más violentas del país.

Najayo hombre fue incorporada recientemente al nuevo modelo penitenciario, pero recluye también a criminales de alto nivel de peligrosidad.

Las autoridades trabajaron durante todo este fin de semana en la logística con miras a que antes de este miércoles 21 se lleven a los ocho imputados que restan a los centros carcelarios donde cumplirán las medidas de coerción que les fueron impuestas.

Hoy se cumplirán seis días de la decisión que dictó el juez de la Instrucción Especial de la Suprema Corte de Justicia, Francisco Ortega. El primer retraso se atribuyó a que la sentencia no estaba lista el pasado viernes.

Ese requisito se cumplió ese día en horas de la tarde. La Procuraduría la remitió de inmediato a los recintos carcelarios, pero aún no ha movido a los reos.

El Código Procesal Penal no establece el plazo en que debe ejecutarse el traslado de los imputados luego de ser notificada la resolución de la medida de coerción que dicta el juez.

En el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva aun están Ángel Rondón, pieza clave en el proceso (irá a La Victoria); Víctor Díaz Rúa, Máximo D’ Óleo, Ruddy González, Conrado Pittaluga, Andrés Bautista, César Sánchez y Temístocle Montás.

Los alrededores del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva continuaron ayer con los mismo niveles de protección de los días anteriores. Durante toda la mañana se observaron familiares y amigos de los implicados que ingresaban al Palacio de Justicia con bultos llenos de alimentos.

Las visitas se reducen en la cárcel

A diferencia de la semana pasada, donde los amigos y allegados hacían fila para visitar a los imputados, ayer el panorama cambió, ya que solo se observaron familiares directos o los abogados de los implicados.

Entre ellos estaba Rafael Suárez, abogado del imputado Máximo de Óleo, a quien le dictaron tres meses de prisión en Najayo, quien dijo que apelará la decisión antes de los 20 días.

Sobre la lentitud del proceso de traslado de los imputados a las cárceles donde cumplirán la medida, Suárez explicó que en su experiencia con otros casos el proceso ha sido más lento y han tardado hasta meses.