Martes, 21 de mayo, 2019 | 10:55 am

Sectores denuncian el país está rezagado en materia de salud

Díaz Santana, Adalberto Grullón, Marisela Duval y Pedro Luis Castellanos.
Díaz Santana, Adalberto Grullón, Marisela Duval y Pedro Luis Castellanos.


SANTO DOMINGO.-El expresidente del Consejo Nacional de Seguridad Social, Arismendi Díaz Santana, manifestó hoy que existe en el país hay un rezago en materia de desarrollo social, no solo en salud sino en educación y otros programas sociales, lo que contrasta con el crecimiento sostenido que coloca a la República Dominicana a la vanguardia en crecimiento económico.

Díaz habló sobre la valoración negativa que tienen los servicios públicos de salud del país y recalcó que mientras éstos apunten a ser curativos, no habrá avances.

“Heredamos un sistema orientado a la oferta, a satisfacer a los médicos, enfermeras y nunca a atender las necesidades de la población”, indicó.

Precisó que existe un avance en la tecnología, pero se sigue manteniendo un mismo modelo de salud muy costoso e ineficiente.

El exfuncionario realizó estas declaraciones durante el foro de salud organizado por la Sociedad de Cardiología Dominicana presidida por Claudia Almonte, donde se desarrolló el panel titulado: “El Médico en el sistema de Salud” celebrado ayer en el INTEC.  En el mismo participaron también, doctor Santo Ramírez; el superintendente de Salud y Riesgos Laborales, Pedro Luis Castellanos y Marisela Duval de Participación Ciudadana.

De su lado, el doctor Santo Ramírez, mencionó que el plan básico de salud debe funcionar para toda la población sin importar jerarquía salarial, y estuvo de acuerdo con la psicóloga Marisela Duval de que debe ser introducido poco a poco, considerando la educación tanto de los médicos como del público para evitar el colapso del sistema y así ajustarlo paulatinamente.  Recalcó que el país tiene el más bajo presupuesto de salud (1.9% del PIB) que el resto de los países latinoamericanos que promedian 5%.

El superintendente de Salud, Pedro Luis Castellanos mencionó que el país necesita una  cambio en cuanto a las necesidades Epidemiológicas, ya que la gente vive con diabetes, hipertensión, enfermedades pulmonares e insuficiencia renal, entre otras enfermedades.

Sugirió que se debe distinguir y manejar de diferente manera los procedimientos de alta frecuencia y bajo costo, que los de baja frecuencia y alto costo. Además, destacó el aumento del acceso al desarrollo tecnológico sin la mejoría del sistema de salud expresando que tenemos un déficit en el desarrollo de la atención privada.

Marisela Duval, representante de participación ciudadana se enfocó más que nada en la atención materno infantil y mencionó la falta de programas continuos de educación necesaria en salud para la población y para las mujeres en específico, desde la niñez hasta la adolescencia, y el embarazo.

Destacó que la década de los 80 los partos eran atendidos por los sistemas públicos y el 60% eran partos vaginales. Hoy en día, 40 años después, se da lo inverso: 59% de partos de cesáreas atendidos por sistemas públicos y privados. Dijo que República Dominicana es el líder mundial en cesarías y refirió que todo esto tiene que ver por la falta de un programa materno infantil, los déficits de financiamiento, la falta de médicos capacitados, instrumentos y procesos,  la falta de conocimiento de la mujer, entre otras cosas.

“Hay una insistencia y persistencia en el modelo de salud curativo, centrado solo en la enfermedad, lo cual debería ser centrado en la prevención. Solo un 3% del presupuesto de la salud del país es utilizado en prevención. Pensemos más en la salud, no tanto en la enfermedad”, manifestó Duval.