Lunes, 16 de septiembre, 2019 | 4:56 am

Se suicida otro policía hispano en NYC


otro-policia-nyc-se-suicida-este-miercoles-en-queens


*Por Ramón Mercedes

NUEVA YORK.- El Departamento de Policía de esta ciudad (NYPD) confirmó que otro agente hispano de la institución, Robert Echevarría, de 56 años, se suicidó de un disparo en la cabeza anoche.

El suceso ocurrió en la residencia del oficial, en el vecindario de Laurelton, en Queens. Laboró por 20 años en la uniformada y estaba asignado al Grupo de Respuesta Estratégica del departamento policial.

24 horas antes, otro agente hispano identificado como Johnny Ríos, de 35 años, también se suicidó de un disparo en su residencia de Yonkers-Westchester. Estaba asignado al cuartel 50 en El Bronx.

En lo que va del presente año nueve uniformados se han quitado la vida en la Gran Manzana.

“El Departamento sufre una tragedia más con el suicidio de otro uniformado”, escribió el NYPD en su cuenta de Twitter dos horas después de que se diera a conocer la noticia.

El alto mando pidió a los policías y empleados que llamen si necesitan ayuda a los teléfonos 646-610-6730 y 1-888-692-9355, mensaje de texto: “well” a 65172 o revisar información en https://nycwell.cityofnewyork.us/es/

El Comisionado de la institución, James O’Neill, envió un mensaje a los 55 mil oficiales y empleados civiles de la uniformada.

“Antes de cuidar a otras personas, es importante que se cuiden primero a ustedes. Buscar ayuda no es una señal de debilidad, sino de fuerza”, expresó.

“Es necesario hablar de estos problemas, estos no pueden ser un secreto. Las personas deben entender que la ayuda está disponible”, dijo el comisionado.

Una encuesta en toda la nación reveló que un 78% de los uniformados han experimentado estrés crítico en el trabajo. Además, un 68% de los participantes afirmaron que su estrés está relacionado con problemas emocionales que no han logrado resolver.

Un 16% confesó que han llegado a tener pensamientos suicidas. Pese a las devastadoras cifras, nueve de diez oficiales de policía creen que hay un estigma de debilidad detrás de la idea de buscar ayuda.

En el 2017, 140 hombres y mujeres de la policía y 103 bomberos se quitaron la vida en EE.UU, con una tasa percápita más alta que la población civil, se informó.