Se fue Margaro, ícono del humor que se quedó entre los grandes de RD

Se fue Margaro, ícono del humor que se quedó entre los grandes de RD

Se fue Margaro, ícono del humor que se quedó entre los grandes de RD

Margaro

SANTO DOMINGO.-Nicolás Díaz (Margaro), un ícono del humor dominicano, falleció la madrugada de este domingo y fue encontrado por amigos en su propia residencia.

Fue un comediante muy conocido, oriundo de Santiago, pero desde finales de los 80 hizo vida en Santo Domingo.

Fue Juan Carlos Pichardo padre, también fallecido hace unos años, quien se dio cuenta del potencial de Margaro como humorista y lo trajo a Santo Domingo en los años 90.

Caribe Show fue el primer programa en el que participó, donde fue descubierto por Pichardo, quien era el director del cuadro de comedia del espacio junto a Héctor Sierra, Estrellita Piantini, Luis Crusiel, Juan María Almonte y otros, de La Nueva Generación del humor.

Entró porque los empresarios de Santiago necesitaban un comediante que los representara a ellos para poder colocar publicidad.

“Yo recuerdo que Juan Carlos Pichardo fue a mi casa, al sector Puñal, me dijo que si quería trabajar en Caribe Show, le dije que sí y a partir de ahí las cosas fueron diferentes para mí”, dijo Margaro, tras ser entrevistado en Al tanto, por Colombia Alcántara.

Antes de llegar a Santo Domingo, Margaro recorría todo el Cibao haciendo humor, pero entendía que podía llegar más lejos y no quería quedarse en Santiago.

Además, Margaro trabajó en “El Show del Mediodía”, “Punto Final”, “Con Freddy y Punto”, “El gordo de la semana”, “Sábado de Corporán” y “Pégate y gana con El Pachá”, entre otros.

“Yo tengo muchos personajes, pero puedo hacer de un médico, un abogado, un campesino, un chofer, un contador y como quiera soy Margaro, porque ese mote, que me puso Freddy Beras Goico, nadie me lo puede quitar”, dijo en esa entrevista.

Casi lo matan
Para nadie es un secreto que Margaro pasó por muchas vicisitudes y contó que cuando fue herido de muerte acababa de salir de una relación matrimonial muy tóxica, no se sentía bien en Con Freddy y Punto y decidió irse a vivir en la marquesina de un amigo, donde unos delincuentes fueron a robar y casi lo asesinan.

“Hace unos 13 años atrás que fui víctima de la violencia, llegue a una etapa de mi vida en que pensaba que no era nadie en la última etapa que estuve en el programa Con Freddy y Punto, decidí salir, porque estaba depresivo y le dije a un amigo que me dejara dormir en el garaje de su casa.

Una noche vinieron tres demonios y me dieron cinco estocadas y un balazo”. El humorista confesó que quedó vivo por obra de Dios, debido a que le practicaron dos operaciones de vida o muerte.

La noticia

— Residencia
Margaro residía en la calle Segunda, número 16, al lado del colegio Santiago Apóstol, próximo al destacamento móvil de la Policía Nacional en Santo Domingo Oeste. La noticia de su deceso corrió como pólvora la mañana del domingo.



Fausto Polanco