Salud y alimentación

Salud y alimentación

Salud y alimentación

Claudio Caamaño Vélez.

Hace más de 24 siglos que Hipócrates, considerado el padre de la medicina, ya indicaba “que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina”. Resaltando la importancia de una buena alimentación para mantener un buen estado de salud.

Puedo dar testimonio de eso. Hace seis meses me hice unos estudios médicos, como requisito para aplicar a un curso fuera del país, los cuales evidenciaron que tenía altos niveles de colesterol y glucosa, incluso la presión un poco elevada. Hasta me llegaron a indicar medicamentos.

Pero decidí que tenían que haber otras formas.
Me consulté con un nutriólogo, y seguí un programa de alimentación y ejercicios. He bajado veinticinco libras y mis parámetros se han normalizado. Hacer eso ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.

Si dedicáramos más atención a mantener nuestra salud, perderíamos menos tiempo y recursos en combatir enfermedades.

Una buena salud implica menos gastos médicos, pero sobre todo más calidad y tiempo de vida.
Como país, cambiar de una salud reactiva a una salud preventiva, nos ayudaría a eficientizar recursos, pero lo más importante: a tener una población más sana, productiva y feliz.

No creo que sea muy difícil hacer eso, lo que habría que ver los intereses que podrían estar detrás, pues la gente sana no es buen negocio para algunos, y hay quienes ponen sus intereses económicos por encima de la vida y el bienestar de todo un pueblo… Pero igual, no pierdo las esperanzas.