Responsabilidad de enfermería en la seguridad de los pacientes

Responsabilidad de enfermería en la seguridad de los pacientes

Responsabilidad de enfermería  en la seguridad de los pacientes

La seguridad del paciente es una responsabilidad de todo el personal de salud, y las enfermeras juegan un papel fundamental en la protección de este.

No es un secreto que cada año alrededor del mundo ocurren eventos que repercuten de forma negativa en el paciente durante la hospitalización.

Según publicaciones de investigaciones realizadas por organismos gestores de salud, se calcula que en los países desarrollados uno de cada diez pacientes sufre algún tipo de daño durante su estancia en el hospital.

Actualmente se reconoce cada vez más que la seguridad del paciente y la calidad de la atención que se le presta son dimensiones fundamentales de la cobertura de salud universal.

La gerencia de Enfermería tiene como responsabilidad dar continuo entrenamiento interno no solo a las enfermeras, sino a todo el personal de salud que labora en el centro sobre la importancia de la seguridad del paciente, asegura la titular de enfermería del Centro de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), María de la Rosa, quien facilitó los principales controles de seguridad que se deben llevar a cabo en todos los centro y son norma en el Cedimat.

1-Chesk list de cirugía segura.

Esta fue una propuesta de la Organización Mundial de la Salud en el año 2009. Después de una serie de análisis multidisciplinarios fue adoptada y puesta en práctica por los beneficios identificados que aportan a favor de la seguridad del paciente.

Esta tiene como objetivo reforzar las prácticas de seguridad establecidas y fomentar la comunicación y el trabajo en equipo entre disciplinas clínicas.

La lista está pensada como herramienta para los profesionales clínicos interesados en mejorar la seguridad de sus operaciones y reducir el número de complicaciones y de defunciones quirúrgicas innecesarias.
Se ha demostrado que su uso se asocia a una reducción significativa de las tasas de complicaciones y muertes en diversos hospitales y entornos así como a un mejor cumplimiento de las normas de atenciones básicas.

2- Evaluación y prevención de que el paciente sufra una caída.

En este punto, por cualquiera de las vías que ingresa el paciente la enfermera tiene la responsabilidad de realizar una evaluación para identificar factores que pueden llevarlo a sufrir una caída. Se toman en cuenta factores intrínsecos, o extrínsecos.

Si con esta evaluación se detecta un factor, se le coloca un brazalete color amarillo, por lo que los servicios son más centrados en estos cuidados.

3- Prevención de infecciones nosocomiales.

Estudios realizados alrededor del mundo documentan que las infecciones nosocomiales son una importante causa de morbilidad y mortalidad.

Estas agravan la discapacidad funcional y la tensión emocional del paciente y, en algunos casos, pueden ocasionar trastornos discapacitantes que reducen la calidad de la vida, aumentan los costos y alargan la estadía hospitalaria.

Por esta razón se debe constituir un comité de prevención de infecciones.

Es responsabilidad de todos trabajar en cooperación para reducir el riesgo de infección de los pacientes y del personal, preparando planes de trabajo continuo para evaluar y promover una buena atención de salud, aislamiento apropiado, esterilización y otras prácticas, como capacitación continua del personal y vigilancia epidemiológica.

4- Vigilancia en el uso de medicamentos de alto riesgo.

Los errores de medicación traen consecuencias negativas para los pacientes, son eventos adversos prevenibles y en la actualidad constituyen un grave problema con importantes repercusiones no sólo desde un punto de vista humano, asistencial y económico, sino también porque generan la desconfianza de los pacientes en el sistema y causan daños emocionales a los profesionales e instituciones donde esto ocurre.

-Por razones como estas es necesario establecer programas y procedimientos explícitos con un enfoque multidisciplinario centrados en la prevención de errores con medicamentos.

5-Comunicación efectiva entre el personal de salud.

Esta es otra de las metas que todo centro debe perseguir ya que la importancia y capacidad para transmitir información a otros prestadores de los pacientes y sus familias es de suma importancia. La comunicación efectiva es fundamental para brindar una atención segura y de calidad.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas