Viernes, 22 de marzo, 2019 | 12:05 pm

Reflexiones sobre el enamoramiento



Quiero comenzar el año escribiendo acerca de este maravilloso tema del amor romántico. Esa emoción y sentir que provoca tantos pensamientos y acciones que nos permiten llevar una vida interesante y dinámica cuando es correspondido y cuando no lo es, provocar grandes inconvenientes y hasta llegar a la tragedia.

Existen varios tipos de amor, mas en esta ocasión me dirijo al amor romántico, a causa de la época recién pasada de Navidad y lúgubres noticias de trágicos acontecimientos durante la misma.

Las emociones básicas (miedo, ira, alegría, tristeza, sorpresa, asco) son universales, involuntarias, manifestándose con gestos muy parecidos en todos los individuos y bastante difíciles de controlar y ocultar en su mayoría.

Todas estas emociones básicas están relacionadas en algún punto con el amor romántico, al igual que sentimientos de admiración, placer, respeto, nostalgia, lealtad, compasión, ansiedad e incluso remordimiento.

Hasta aquí, todo muy bello y hasta entendible. La dificultad aparece cuando en una jugada de nuestro cerebro, unas emociones y sentimientos pueden dominar a otras.

Ejemplo, el miedo puede dominar a la alegría, los celos a la ternura, la admiración al asco, el enfado a la compasión. Y esto sucede cuando el ego se enciende y predomina sobre el sentido común.

La calma, satisfacción, placer, alegría entre otros, son el estado natural de una persona, de no sentirse así, algo no está bien. Tomar conciencia de cómo se siente ante una situación y buscar apoyo para resolverla es lo que hacía la diferencia. Cuídese y cuide su entorno.

Publicidad