Rector de PUCMM afirma hay que conservar, proteger y dejar tranquila la Constitución

79
Alfredo de la Cruz Baldera, rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM).

Santo Domingo. – El rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), Alfredo de la Cruz Baldera, afirmó ayer que la Constitución como madre de la nación dominicana hay que conservarla, protegerla de toda agresión y dejarla tranquila.

“La Constitución es la madre de la nación, es la madre de la nación, y que esa madre hay que cuidarla, hay que conservarla, hay que protegerla de toda agresión y si yo soy hijo de esta nación dominicana mi deber como ciudadano es proteger y cuidar la Constitución”, dijo el sacerdote durante una entrevista en el programa La Cosa como Es, dirigido por la periodista Edith Febles.

Al referirse sobre la reelección y reforma constitucional dijo “que dentro de la familia aparezcen hijos desobedientes que quieren provocarle dolor a la madre nación, pero los buenos hijos tienen que cuidarla y dejarla tranquila”.

Renovación de la iglesia

El sacerdote indicó que, aunque la Iglesia Católica apoye a los gobiernos está para garantizar el bienestar social de los más desfavorecidos.

“Las religiones a nivel mundial son un factor de estabilidad social, de la paz social, pero cuando esa paz se pierde la iglesia también actúa como factor revolucionario de cambio para volver a la paz social”, explicó.

El reverendo padre manifestó que la iglesia dominicana vive una etapa de renovación y que en los próximos 10 años se prevé una “renovación total” de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED).

“Ahora tenemos obispos más jóvenes, hay obispos jóvenes en San Pedro de Macorís y Barahona y a medida que pase el tiempo habrán más, el sacerdote joven es una persona más cercana y conocida en las comunidades”, saludó al aclarar que 75 años es la edad que debe tener el obispo para poner a disposición su cargo según el derecho canónico.

En cuanto al cambio de actitud que se percibe en la sociedad dominicana sobre la Semana Santa, De la Cruz Baldera considera que la sociedad está viviendo un proceso de cambio al que la iglesia también se ha ido adaptando.

“Estamos siendo diferentes, el hombre tiene la capacidad por su ser racional de ir adaptándose a los diferentes tiempos y la iglesia sobre todo la Iglesia Católica ha permanecido tantos años porque ha sido capaz de ir asimilando a través del tiempo la cultura de los pueblos”, sostuvo.

El sacerdote aseveró que la iglesia sigue en ese proceso de adaptación y aceptación de la realidad que vive la sociedad como una forma de respeto a la diversidad.

“Hoy en esa sociedad tan diversa, esa sociedad tan diferente, la iglesia misma va aceptando la realidad de ser diferente y la religión la presentamos como un estilo de vida, no como una oferta de distracción social o de convivencia social, si yo soy católico yo vivo mi identidad como católico”, acotó.

Indicó que como cristianos debemos mostrar una forma diferente de vivir para hacer atractiva la iglesia, no siendo igual a todos sino aceptando que todos pueden ser diferentes.

-- publicidad --