Miércoles, 19 de junio, 2019 | 1:18 pm

Quique Antún responsabiliza a gobiernos y alcaldías de contaminación de ríos y subsuelo

Federico (Quique) Antún, presidente del PRSC.ARCHIVO
Federico (Quique) Antún, presidente del PRSC.ARCHIVO


SANTO DOMINGO.- El presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) denunció que la alta contaminación de la mayoría de los ríos del país y del subsuelo ha sido por la ineficacia de los últimos gobiernos y de los ayuntamientos.

Sostuvo que la cantidad de desechos sólidos, industriales y residuales que son arrojados a los mismos y que constituye una seria amenaza para el medio ambiente y la salud, “evidencian las ineficacias de los últimos gobiernos y de los cabildos”.

Quique Antún afirmó que gran parte de la contaminación es fruto de la inequidad social, “por la generación de la marginalidad que ha creado asentamientos humanos alrededor de los ríos del país sin crear las condiciones mínimas de saneamiento que haga permisible un drenaje o sistema sanitario que no conduzcan a la contaminación y la destrucción de los ríos”.

El líder reformista atribuyó, además, la contaminación al descuido de las autoridades en el mantenimiento a las plantas de tratamiento que se construyeron en el pasado.

Asimismo –agregó- a la falta de construcción de nuevas plantas de tratamiento en diferentes puntos del país.

 Explicó que esa contaminación que ha llegado a niveles alarmantes, no solamente se da en los ríos, “sino también en el agua del subsuelo tanto de la capital como de los centros urbanos más importantes”.

  “Esta situación que estamos viviendo los dominicanos va creando las condiciones de un deterioro medioambiental que conducirá a quedarnos sin agua, porque se está contaminando, tanto la del subsuelo y como la de los ríos”, resaltó.

 Se refirió también  a las toneladas de basura arrojadas en los ríos y al derrame de sustancias altamente contaminante en los mismos, así como el desorden que ha existido en el manejo de los vertederos que igualmente son grandes focos de contaminación.

“Es un panorama de gran preocupación, porque afecta los recursos naturales, ecosistemas, la calidad ambiental y la salud”, dijo.