Problemas del corazón afectan a niños y jóvenes

875

En las últimas décadas países desarrollados y en vías de desarrollo han tomado como parte de las políticas de salud pública la prevención y el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares en los   niños y los adolescentes.

El estudio de los factores de riesgo que predisponen el desarrollo de las mismas son prioridad para las naciones que han identificado que las afecciones cardiovasculares en esta población no se desarrollan únicamente en los niños y adolescentes obesos, ya que estudios han confirmado la elevada prevalencia  en menores con peso normal.

La doctora Yanet Toribio, cardiólogo-pediatra intervencionista de Cedimat, asegura que el niño, al igual que el adulto, está expuesto a factores de riesgo que juegan un papel importante en el desarrollo de una enfermedad cardiaca, factores que identificados a tiempo  se modifican.

Factores de riesgo

“De modo que si reducimos la presión arterial, el colesterol elevado, la obesidad, inactividad física y el tabaquismo, todos factores de riesgo, en la niñez  y en la adolescencia, estaremos disminuyendo las posibilidades de   padecer una enfermedad cardiovascular más adelante”, agregó.

Toribio afirma que lo  recomendable es que las personas puedan identificar cuándo un niño o adolescente está afectado por uno de estos factores.

Obesidad

Un niño es obeso cuando pesa por encima del 10% del peso correspondiente a su talla y su edad, también se puede identificar evaluando el índice de masa corporal.

Inactividad física

La cantidad de tiempo que pasan frente a los computadores y   vídeojuegos, así como la falta de incentivación a las actividades físicas, han propiciado el sedentarismo en  niños y adolescentes.

Hacer ejercicio  con regularidad  reduce el riesgo de tener huesos delgados y frágiles en la edad adulta, aumenta la autoestima y la confianza, reduce la presión arterial, aumenta el “colesterol bueno” (HDL) y reduce los niveles de estrés. La Asociación Americana del Corazón (AHA) aconseja que los niños y adolescentes realicen 30 minutos de ejercicio todos los días.
Hipertensión arterial
En los niños la causa de presión elevada no es igual a la de los adultos y en la mayoría de los casos afecta el corazón y los riñones.

El mayor causante de la misma es el sobrepeso y puede ser controlado  cambiando el estilo de vida, aumentando la actividad física, limitando el consumo de sal y manteniendo un peso corporal adecuado.

Colesterol

Ingerimos altas cantidades de alimentos de origen animal ricos en grasas saturadas, como huevos, carnes y productos lácteos, que introducen colesterol adicional al organismo provocando concentraciones altas a temprana edad capaces de provocar enfermedades coronarias.

Se debe estimular, en los niños sobre los dos años de edad, el hábito de ingerir cereales, frutas y verduras frescas.

-- publicidad --