Primeras semanas de embarazo son cruciales desarrollo cardiopatías

Primeras semanas de embarazo son cruciales desarrollo cardiopatías

Primeras semanas de embarazo son cruciales  desarrollo cardiopatías

Entre los efectos negativos del Covid-19 figuran partos prematuros y la interrupción del embarazo por sufrimiento fetal o muerte.

Las cardiopatías congénitas son los defectos de nacimiento más comunes, aproximadamente 9 de cada 1.000 nacidos vivos tienen una de estas anomalías.

Este es un problema que ocurre durante el embarazo, específicamente en las primeras ocho semanas a medida que el corazón se desarrolla. Rebeca Pérez González, Coordinadora de la Unidad de Cardiología Pediátrica de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), afirma que para que el corazón se forme correctamente, deben cumplirse ciertas etapas específicas, generalmente, las cardiopatías congénitas son el resultado de que una de estas no se cumpla en el momento correcto.

Por ejemplo, queda un orificio en el lugar en donde debería haberse formado una pared divisoria, o hay un solo vaso sanguíneo donde debería haber dos.

La gran mayoría de esos problemas no tienen una causa conocida.
Las madres con frecuencia se preguntan si hicieron algo durante el tiempo de gestación del niño que causó la cardiopatía.

En un gran porciento de los casos, no se puede encontrar ninguna causa específica “Es probable que se produzcan si la madre tuvo una enfermedad durante el embarazo y tomaba medicamentos, como anticonvulsivos o isotretinoína (fármaco para tratar el acné), también la ingesta de alcohol y uso de drogas pueden causar anomalías en el corazón. Sin embargo, en muchas ocasiones, no hay un motivo identificable por el cual haya ocurrido la condición”, señala Pérez.

Las cardiopatías congénitas varían de simples a complejas, están las que se pueden controlar con medicamentos, mientras que otras requerirán cirugía, a veces en las primeras horas posteriores al nacimiento, las más sencillas se pueden cerrar por sí solas con el crecimiento, como es el caso de algunas de las comunicaciones interatriales e interventriculares pequeñas y el conducto arterioso permeable.

Hay niños que tendrán defectos más complejos o una combinación de ambos y requerirán varias operaciones a lo largo de sus vidas.

Tipificaciones
Pérez explica que algunas de estas condiciones pueden causar el paso excesivo de sangre a través de los pulmones, permitiendo que la sangre rica en oxígeno, que debería pasar al cuerpo, recircule a través de los pulmones, lo cual provoca un aumento de presión y sobrecarga pulmonar, por esta razón uno de los principales síntomas de este grupo de cardiopatías es la dificultad para respirar, otros síntomas de estas cardiopatías son pobre ganancia de peso, cansancio con la alimentación y sudoración excesiva.

Agrega que otros problemas frecuentes son aquellos que hacen que pase muy poca sangre a los pulmones, causando que la misma, pobre en oxígeno, vaya directamente al cuerpo sin oxigenarse y el bebé puede estar color azul (cianótico) o morado, más comúnmente en los labios y en los dedos.

Estos defectos son importantes, ninguno desaparece con el tiempo, ni con medicación, siempre necesitarán cirugía cardíaca para corregirlos.

Detalla que existen varias cardiopatías que pueden limitar el paso de la sangre al cuerpo, estas son el resultado de cavidades subdesarrolladas del corazón, los vasos sanguíneos o de las válvulas que impiden que la cantidad adecuada de sangre pase al cuerpo para satisfacer sus necesidades.

Recomendaciones
La cardióloga pediatra sostiene que se recomienda evaluar el corazón de los bebés al menos en una ocasión para identificar de manera oportuna malformaciones cardíacas congénitas, sobre todo, en aquellos casos con condiciones que predispongan a las cardiopatías como son, enfermedades maternas, como la diabetes mellitus, lupus, rubeola, también por el uso de medicamentos, drogas o alcohol, exposición a algunos agentes químicos o radiaciones, cuando se identifican otras anomalías en el embarazo o al nacer, la prematuridad y la historia familiar es también indicación de evaluación cardiovascular.

Detección
En la actualidad está indicado la realización de ecocardiograma fetal para aquellos casos que tengan indicaciones precisas, este estudio puede ayudar a detectar anomalías antes del nacimiento, lo que permite una intervención médica o quirúrgica más rápida una vez que nazca el bebé, mejorando así las posibilidades de supervivencia después del nacimiento.

Algunos de los estudios que con frecuencia se pueden solicitar cuando se sospecha de que el niño tiene algún problema son: radiografía de tórax, electrocardiograma, ecocardiograma, cateterismo cardíaco y otros estudios de imágenes como son angiotomografía o resonancia.

La médica indica que varios defectos pueden resolverse de manera espontánea, sin la intervención quirúrgica, otros se pueden corregir mediante un cateterismo intervencionista, usando dispositivos, como son los septales y la persistencia del conducto arterioso, también están en los que se usan balones y stent para resolverse, como son las estenosis de válvulas y la coartación de aorta.

Sin embargo, existen un grupo de cardiopatías que necesariamente necesitarán cirugía para poder repararlas, a veces en más de una ocasión.

La galena concluye diciendo que el tiempo para corregirlas dependerá de cada caso en particular, pudiendo requerirlas desde el mismo momento del nacimiento.

Los cuidados especiales que se observan niños
Los cuidados especiales que siempre se observan en los niños con cardiopatías congénitas operadas y sin operar son:
-Estado nutricional.
-La forma de respirar.
-Oxigenación.
-El seguimiento clínico con diferentes especialistas dependiendo de su condición y su estado de salud.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas