Miércoles, 17 de julio, 2019 | 11:10 am

Por el manteniento de las obras



Ocultar y hacerse cómplice de hechos que no están acordes con las reglas y los principios éticos y morales, ya no es un acontecimiento que sorprende a nadie en República Dominicana, donde te llaman pendejo si no sales con una fortuna multimillonaria de cualquier posición que ocupes en el Estado.

Son muchos los recursos que se quedan en el aire, en desmedro de la construcción o reparación de obras que son fundamentales para el desarrollo físico y mental de la población.

La falta de mantenimiento de edificaciones de todo tipo, en especial deportivas, representa una traba, un estorbo colosal, en la búsqueda de mejorar la calidad de vida de la sociedad.

Podría ser reiterativo, pero hay que decir lo penoso que resulta que obras que costaron millones se echen a perder por falta de un simple mantenimiento.

En los últimos meses son muchos los pedidos de reparaciones de canchas y techados deportivos en todo el país.
Hoy para su reparación habrá que invertir una cantidad superior al costo original, solo por irresponsabilidad e insensatez de los que tienen que velar por su conservación. ¡Qué pena!

RADARES.- Jorge Polanco sigue muy bien, al punto que lo escogieron Latino de la Semana… Falleció Harold Lederman, quien por más de 50 años fue juez y una de las figuras más queridas en el mundo del boxeo… A partir de hoy, los atletas ingresarán al Albergue, que siempre debe ser el hogar de nuestras selecciones.

Publicidad