Pequeña capilla de Boca de Nigua perteneció al marqués Iranda

Pequeña capilla de Boca de Nigua perteneció al marqués Iranda

Pequeña capilla de Boca de Nigua perteneció al marqués Iranda

Aspecto de los contrafuertes exteriores para soportar los empujes.

La pequeña capilla perteneció al marqués de Iranda, como parte de la extensa propiedad rural, que comprendía el ingenio de Boca de Nigua.

Es una capilla dedicada a san Gregorio Magno, doctor de la iglesia, situada en lo que hoy es Nigua, en la provincia de San Cristóbal. Fue erigida pocos años después de estar funcionando el ingenio azucarero.

Fue levantada cerca de la residencia campestre del marqués de Iranda, ya que este y su familia tenían necesidad de un establecimiento en el cual se brindaran servicios religiosos. Lamentablemente, la suntuosa residencia del noble señor no ha sido localizada.

La bien proporcionada capilla está erigida en un pequeño montículo que, hoy en día, se asoma a la carretera que la une con las ruinas del ingenio. Está orientada en el eje oeste este, como prescribe la iglesia para la construcción de los edificios sagrados.

El interior de la capilla se divide espacialmente por medio de grandes pilastras que se proyectan al exterior de la misma en forma de contrafuertes, para soportar el empuje de la techumbre y de los muros. La techumbre está realizada en madera, compuesta por grandes secciones de vigas en sentido longitudinal y soportando, asimismo, las tablas que forman la cubierta, constituida por tejas de barro.

Fachada de la capilla con su gran portal, enmarcado por pilastras. CÉSAR LANGA FERREIRA

Varias divisiones
Aun siendo una capilla de pequeñas proporciones, el espacio interior está dividido en tres tramos, marcando el espacio y sosteniendo el peso de las techumbres.

La primera división consiste en un arco ojival, la segunda señala el fin del espacio del presbiterio, de aquel destinado a los fieles. La pared de fondo de la capilla contiene un arco de medio punto sobre el altar, señalando la gran hornacina en donde se encuentra el sagrario y un crucifijo realizado en madera y policromado.

El pavimento está constituido por losetas de barro y el desnivel marcado por ladrillos cocidos.
Las pilastras exteriores fueron construidas en piedra. Este material se mezcla con los ladrillos colocados en los ángulos de la edificación.

Una gran fachada
La fachada principal está constituida por un gran portón de madera enmarcado por pilastras y un gran dintel rectangular, coronado por un alfiz de sección regular.

Al lado sureste de la capilla hay una pequeña sacristía anexa, coronada por una espadaña. La proyección de la capilla y su espadaña introducen un interesante juego de volúmenes en esta edificación de pequeñas proporciones.

En la pared frontal, como en la posterior, posee un alfiz que marca la altura de los muros al norte y al sur y al mismo tiempo en los frontones superiores, aparecen dos ósculos para la iluminación y ventilación del interior.

Interior de la capilla con uno de los arcos, construido en ladrillo.

En el muro norte, existe otra puerta de una sola hoja, cuyo hueco está adintelado en ladrillo.

Dedicatoria

— Doctor de la iglesia
Gregorio Magno, Gregorio I o también San Gregorio (Roma, c.540-ibid., 12 de marzo del 604) fue el sexagésimo cuarto papa de la Iglesia católica. Es uno de los cuatro grandes padres de la iglesia latina o de occidente.

*Por MARÍA CRISTINA DE CARÍAS, CÉSAR IVÁN FERIS IGLESIAS Y CÉSAR LANGA FERREIRA



Avatar

El Día