Lunes, 21 de octubre, 2019 | 4:16 am

Paternidad responsable



No solo la Iglesia. También muchos colectivos sociales y organizaciones de apoyo emocional plantean que el país demanda un menor índice de violencia en las calles y las familias.

Una atmósfera de paz ciudadana y convivencia familiar estable se alcanzaría con varias fórmulas. Una de ellas conecta con elevar la calidad de vida de los “padres responsables”, cuya conducta es altamente cuestionada y, por lo general, asociada a descuidos con sus hijos e irrespeto con las esposas y el entorno donde viven.

En sectores económicos se habla que no puede haber una paternidad responsable con el salario mínimo que paga el Estado y el sector privado; y otros plantean que la característica de la economía informal del país incide directamente en el tipo de padres y el nuevo orden de hogares monoparentales que tiene la sociedad dominicana.

A todas luces se percibe que las soluciones a corto y mediano plazo no dependen de un buen deseo de la Iglesia o los cientos de emprendedores de la economía informal.

El Presidente de la República dijo, en su momento, que una familia no vive con un sueldo de 10 mil pesos. Tampoco existe la posibilidad de que ese salario incentive, en lo inmediato, una generación de padres responsables, lamentablemente.