Padres trabajando, hijos de vacaciones ¿Qué hacer?

Padres trabajando, hijos de vacaciones ¿Qué hacer?

Padres trabajando, hijos de vacaciones ¿Qué hacer?

Los niños esperan con ansias esta temporada pues también necesitan despejarse de la rutina escolar y buscan pasar más tiempo en familia.

Santo Domingo.- Las vacaciones nos emocionan a todos. Rompen la rutina diaria, descansar cuerpo y mente y realizar actividades diferentes. Sin embargo, para muchas familias representa un gran reto si  ambos padres continúan laborando durante el receso.

Los niños esperan con ansias esta temporada pues también necesitan despejarse de la rutina escolar y buscan pasar más tiempo en familia.

Esta es la época perfecta para los padres pasar tiempo con los niños, los cuadernos pasan a un segundo plano y todo es diversión.

Pero, no todo es color de rosa, a los padres que trabajan la situación se les complica mucho, la psicóloga y terapeuta familiar Yesmin Meyer explicó a El Día como aprovechar la temporada de ocio de los reyes de la casa.

“Lo primero es que cada padre tienen una situación particular por lo que no se deben sentir culpables por el hecho de no poder mandar a nuestros hijos a un campamento o de vacaciones hacia el interior”, apuntó la terapeuta familiar.

La especialista contó que es importante que los progenitores se rodeen de redes de apoyo, que no son más que los tíos, abuelos y amigos cercanos quienes son los mejores aliados en este periodo de tiempo.

“Es importante que los padres entiendan que necesitan apoyo. No somos pulpos, no podemos estar en todos los lugares a la vez, necesitamos red de apoyo, son los que nos darán la mano en esta situación», destacó la especialista.

Manifestó que es de suma importancia que el tiempo en que no estén los padres en el trabajo se lo dediquen a los niños, “con el tiempo que tengo disponible ese es el que debo usar con los niños y planificarnos, para poder optimizar y aprovechar este período al máximo».

Les invitamos a leer: SOS llegaron la vacaciones, ¿Qué hago con los niños?

Resaltó que los padre pueden también tomar un día libre en el trabajo, salir más temprano, ocupar la hora de comida con ellos,  organizar un fin de semana distinto y realizar actividades divertidas.

La especialista indicó que cuando se trata de elegir de qué forma pasarán tus hijos el verano no solo hay que tener en cuenta el presupuesto o los horarios, sino los deseos de los niños. Como serán ellos quienes pasen la mayor parte del tiempo en la actividad elegida, debe ser lo suficientemente divertida y placentera para que no pierdan la motivación.

La psicóloga y terapeuta familiar Yesmin Meyer.

“Una vez conciliado con los niños, si lo que sugieren se encuentra dentro de tus posibilidades y es apropiado para ellos de acuerdo con tu criterio, no dudes en darles gusto”, destacó Meyer.

Sabemos que durante el verano normalmente se alteran los horarios para levantarse, comer o ir a dormir. Sin embargo, es prudente tratar de que sus rutinas no se alteren demasiado porque después será más difícil para ellos volver a la cotidianidad al iniciar el año académico.

No guardar los libros por completo

Aunque está claro que el verano es para descansar, como se trata de un periodo largo puedes crear una rutina programada para que hagan las tareas que les fueron asignadas o para que repasen algunos de los conceptos que aprendieron en clase.

Dependiendo de la edad, el interés del niño y el desempeño académico que tuvo durante el año escolar puedes destinar desde 20 minutos al día hasta dos horas. Si existen algunos vacíos académicos, puedes aprovechar las vacaciones para que reciban tutorías académicas que les permitan ponerse al día.

Padre, no sientas culpa

Cada padre hace lo que puede con lo que tiene. Esto significa que siempre y cuando quieras lo mejor para tus hijos, nunca puedes sentirte mal con la decisión que tomes.

Por eso, sea cual sea tu decisión asegúrate de que no esté viciada por opiniones o sugerencias ajenas a la familia, pues solo tú sabes lo que es mejor para tus hijos.

Trata de sacarle el mejor provecho al tiempo. Cuando estés en la oficina concéntrate en realizar tus obligaciones para que una vez estés en casa puedas prestarles toda tu atención y ofrecerles tiempo de calidad.

 



Edili Arias