Artiles Santamaría, Rafael Augusto Sánchez Cárdenas y Zhang Run durante una rueda de prensa.

Por: Abed-nego Paulino

Santo Domingo.- Los cinco pacientes extranjeros que permanecían en el área de aislamiento del hospital docente militar Ramón de Lara, en San Isidro, ingresados como medida prevención ante el nuevo coronavirus, ya fueron dados de alta la mañana de este sábado.

El director del hospital, Artiles Santamaría, señaló que el proceso de seguimiento de los pacientes que habían sido ingresados obedece al cumplimiento de las medidas estándar de manejo de paciente en una unidad de aislamiento.

«Nosotros…fuimos informados del arribo de estos pacientes y que iban a ser traslados a nuestro hospital. El primer grupo, el núcleo familiar, llegó, fue sometido a las normativas propias de esta guía y procedimos a trasladarlos al segundo nivel de nuestro hospital donde se encuentra la unidad de aislamiento».

En ese mismo orden, el ministro de Salud Pública, Rafael Augusto Sánchez Cárdenas, anunció en una rueda de prensa que deja en manos del embajador de China sus ciudadanos.

«Ayer informamos que las pruebas realizadas habían dado negativo. El informe de esta mañana reemitido por el hospital confirma la estabilidad y que los pacientes continúan en franca mejoría y asintomáticos», destacó el ministro al hacer uso de la palabra.

Los pacientes, cuatro de nacionalidad china y uno chileno, fueron ingresados el jueves pasado como protocolo del Ministerio de Salud Pública ante la enfermedad, la cual lleva más de 700 muertes en China y 34,000 infectados.

Embajador de China

El embajador de China en el país, Zhang Run, aseguró que han creado un sistema de enlace para establecer contactos precisos con cada uno de los chinos que llegaron al país para dar seguimiento en su estado de salud.

«La embajada china ha exhortado a la comunidad china que retrasen los viajes hacia República Dominicana como sea posible, cooperen con las medidas de prevención y control tomadas por las autoridades sanitarias de la parte dominicana y cumplan también el protocolo del autoaislamiento», resaltó el diplomático.

A la vez, el embajador fue enfático sobre la discriminación, y agregó que se oponen tajantemente a las prácticas discriminatorias que traten a los ciudadanos chinos de manera diferente, en tanto que apoyarán firmemente la protección de sus derechos de acuerdo con la ley.

 

-- publicidad --