Pacientes desatendidos

Pacientes desatendidos

Pacientes desatendidos

La ineficacia de los organismos reguladores dominicanos suelen dejar mucho que desear cuando se trata de proteger derechos del ciudadano.

La falta de eficacia de los reguladores del sector de la Seguridad Social, en gran medida, ha sido responsable de la decepción de los afiliados a los servicios que debiera garantizar ese sistema.

Los actores comerciales que accionan en la Seguridad Social hacen lo que mejor le parezca y los reguladores solo actúan, casi siempre a medias, luego de muchas presiones mediáticas o sociales.
La historia se repite ahora.

Uno de los actores comerciales del sistema, los prestadores de servicios agrupados en un gremio profesional llamado Colegio Médico Dominicano, exigen a las administradoras de riesgos de salud (ARS) una mayor participación del amplio pastel que constituyen los fondos que deriva de la Tesorería de la Seguridad Social hacia el Seguro Familiar de Salud.

En esa disputa eminentemente comercial y empresarial, aunque una de las partes se disfrace de gremio, queda sin servicio el afiliado, quien a pesar de eso él y su empleador pagan cada mes sus cuotas establecido por la ley.
La Superintendencia de Salud y Riesgo Laboral (SISARIL) se ha mostrado pasiva, ineficaz y, en ocasiones, hasta irresponsable, frente a esta situación.



El Día