Otro aspirante opositor a la Presidencia de Nicaragua es arrestado

115
En la imagen, el aspirante a la Presidencia de Nicaragua Arturo Cruz. EFE/Jorge Torres/Archivo

Managua.- El académico Arturo Cruz se convirtió este sábado en el segundo aspirante opositor a la Presidencia de Nicaragua en ser arrestado en menos de una semana, cuando faltan cinco meses para unas elecciones en las que el gobernante Daniel Ortega busca su tercera reelección consecutiva.

Cruz fue capturado esta mañana por agentes de la Policía Nacional en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, cuando regresaba de una gira por Estados Unidos.

Cuatro días antes el Poder Judicial había ordenado el “arresto domiciliario” de la aspirante independiente Cristiana Chamorro Barrios, la figura de la oposición con mayor probabilidad de ganar las elecciones de noviembre pero que fue inhabilitada para ese proceso electoral.

Cruz, precandidato presidencial por la opositora Alianza Ciudadana, “está siendo investigado por la Policía Nacional por contar con fuertes indicios de que ha atentado contra la sociedad nicaragüense y los derechos del pueblo”, detalló el Ministerio Público, en un comunicado.

El Ministerio Público indicó que Cruz aparentemente atentó contra la “Ley de defensa de los derechos del pueblo y a la independencia, la soberanía y la autodeterminación para la paz”, que entró en vigor en diciembre pasado.

Dicha legislación inhibe de optar a cargos de elección popular a quienes son considerados “traidores a la Patria”, quienes se enfrentan penas de entre dos y 20 años de prisión.

Horas antes de la detención, el equipo de prensa de Cruz había denunciado que el precandidato llevaba tres horas retenido en el aeropuerto de Managua.

En la víspera el Consejo Supremo Electoral (CSE) había recordado a los partidos que participan en el proceso electoral que debían asegurarse de que sus candidatos, tanto a la Presidencia como a diputados, cumplieran con todos los requisitos legales, para ser aceptados en la carrera por cargos de elección popular.

Sin embargo, Cruz, un exembajador del Gobierno de Ortega entre (2007-2009), y quien cumplía con casi todos esos requisitos, además de ser arrestado, podría ser inhabilitado.

CUESTIONAMIENTOS AL NUEVO ARRESTO

La Organización de Estados Americanos (OEA), que ya había cuestionado fuertemente la detención e inhabilitación de Chamorro, lamentó hoy el arresto de Cruz y exigió su liberación.

“Exigimos liberar al candidato Arturo Cruz. Es inaceptable la manipulación de fuerzas de seguridad y de la Justicia (para) encarcelar a candidatos opositores, lo cual pone a Nicaragua fuera de legalidad interamericana. Estas acciones son contrarias a elecciones libres y justas”, dijo el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Mientras que el exsecretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, señaló: “en menos de una semana Ortega detiene dos precandidatos presidenciales, tras ya haber inhabilitado otras dos casillas partidarias de la oposición. No es necesario esperar ‘elecciones’ para saber que no hay democracia en Nicaragua”.

CHAMORRO ‘CON LA FRENTE EN ALTO’

Ya la comunidad internacional, incluyendo a la ONU, la OEA y la Comisión Europea, habían señalado su preocupación por la detención de Chamorro.

Chamorro Barrios fue arrestada e inhabilitada para los comicios luego de que el Ministerio Público abriera una investigación por supuestamente cometer los delitos de “gestión abusiva y falsedad ideológica en concurso con lavado de dinero, bienes y activos”.

Según su hermano mayor, Pedro Joaquín Chamorro Barrios, Cristiana se encuentra totalmente incomunicada pero “con la frente en alto”, aunque su condición no ha sido informada a su mamá, la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), quien sufre una enfermedad que afecta su estado de conciencia y quien derrotó a Ortega en los comicios de 1990.

DENUNCIAS DE LA OPOSICIÓN A 5 MESES DE LOS COMICIOS

Los precandidatos opositores Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro han denunciado que les impusieron “casa por cárcel hasta nuevo aviso”, pese a que no tienen acusaciones en su contra.

Y el Consejo Supremo Electoral (CSE) había despojado en mayo de sus personalidades jurídicas al opositor Partido de Restauración Democrática (PRD), que gozaba del respaldo de la Coalición Nacional, una de los principales grupos opositores, y al Partido Conservador (PC).

En tanto, otros aspirantes a la Presidencia, como el campesino Medardo Mairena, el afrodescendiente George Henríquez Cayasso, el periodista Miguel Mora, la doctora María Eugenia Alonso y el líder excontra Luis Fley han denunciado ser objeto de constante persecución y asedio por parte de la Policía Nacional.

“Esto es parte de la estrategia perversa del régimen ‘Ormu’ (Ortega Murilllo), que pretende inhibir a quienes considera ‘enemigos políticos’. Se advierte que estas no son investigaciones penales, es persecución política”, resaltó la ONG Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

En las próximas elecciones, Ortega se jugará 42 años de primacía casi absoluta sobre la política en Nicaragua.

-- publicidad --