Organizaciones apoyan el Sermón de las Siete Palabras

Organizaciones apoyan el Sermón de las Siete Palabras de la Iglesia Católica

Organizaciones apoyan el Sermón de las Siete Palabras de la Iglesia Católica

En la homilía celebrada en la Catedral Primada de América en Santo Domingo, sacerdotes y religiosas clamaron por realidades que, a su juicio, laceran el país.

Santo Domingo.- La Coalición por la Seguridad Social Digna expresó hoy su reconocimiento y respaldo a las reflexiones, críticas y denuncias expresadas por los religiosos que participaron en el tradicional Sermón de las Siete Palabras, pronunciadas el pasado Viernes Santo.

Esta Coalición ha venido denunciando insistentemente la incompatibilidad que se mantiene en el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) en donde los derechos de las personas afiliadas son negados para favorecer abusiva y preferentemente a los intereses de los negocios financieros insertados en dicho sistema.

En el pasado Sermón de las Siete Palabras, el sentir de la población dominicana, dándoles voz a todas las personas que sufren de los distintos males denunciados con responsabilidad por los responsables de hacer uso de la palabra, quienes tienen la responsabilidad de reflexionar sobre el significado espiritual y la relevancia de una de las palabras pronunciadas por Jesús durante su crucifixión.

Consideramos que es importante destacar la pertinencia de las reflexiones, críticas y denuncias hechas por los religiosos, en especial por los responsables de la segunda y la cuarta palabras. Así mismo, la Coalición destaca, que los religiosos sólo dieron pinceladas de aspectos críticos que sufren y padecen las personas afiliadas y aquellas que aún continúan desafiliadas de un sistema que ha incumplido su responsabilidad de afiliarles.

Les invitamos a leer: Sermón de las Siete Palabras: Iglesia califica de “estafa burda” la seguridad social

Como bien expresó el Padre Gregorio Santana no se corresponde el crecimiento económico alcanzado en el país, con el deterioro del bienestar y la calidad de vida de la población.

Valoramos y nos solidarizamos con las expresiones del Padre Gregorio cuando afirma que “El Sistema de la Seguridad Social son una estafa burda con apoyo del Estado y de la Ley. Sí, es “legal” lucrarse con el dinero de las protecciones sociales. Los grupos económicos han decidido negar derechos para ganar dineros. Todos sabemos que el día al día de las aseguradoras de salud es un robo. Para ir a consulta y a la farmacia estamos en el mismo punto de hace 30 años.”

La Coalición considera que lo denunciado por el Padre Gregorio es producto de su sistema diseñado para favorecer los intereses de una elite económica mafiosa, a costa de afectar y conculcar los derechos de las personas afiliadas. Los veinte años de ejecución del actual Sistema Dominicano de Seguridad Social lo que demuestra es el fracaso de un sistema que no genera ninguna certidumbre en la población en torno al cumplimiento de sus derechos, mientras cada año, las ARS y las AFP obtienen ganancias millonarias a costa de la negación de los derechos a los afiliados.

La población no encuentra respuesta a la pregunta que hizo enérgicamente el Padre Gregorio “¿Cómo es posible que el Estado, llamado a salvaguardar derechos, genere una maraña diabólica de procedimientos para impedir el derecho a un nombre, a una identidad, de miles de dominicanos? Me apena que la extorsión le pueda más al Estado que la justicia y la dignidad de las personas.”

Por su parte Sor Trinidad Ayala, religiosa asignada para la cuarta palabra repitió en varias ocasiones la afirmación “«¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?»”, sus respuestas retrataron la triste realidad que vive la población dominicana, como cuando dijo “Ante la indiferencia de nuestras autoridades, ante el deterioro de la salud mental y ver como se hacen de la vista gorda y sentencian de manera injusta a nuestros hermanos a la indigencia, la indiferencia y en ocasiones hasta la muerte.”

La Coalición por la Seguridad Social Digna ha planteado que es imprescindible asumir el derecho a la salud, tal y como lo dispone nuestra Constitución, es decir el derecho a la seguridad integral, de forma que no existan exclusiones que afecten la salud de las personas afiliadas, para limitar los servicios a las personas afiliadas para garantizar los beneficios de los negocios insertados.

La experiencia ha demostrado a la población que sólo empoderándose y participando en los reclamos de sus derechos, podrá reenfocarse y cumplir con su deber de garantizar los derechos fundamentales como la Salud y la Seguridad Social. Cada día, más trabajadores y trabajadoras públicos y privados se suman a las acciones de reclamo por una Seguridad Social Digna, conscientes de los altos niveles de vulnerabilidad en que viven, y que sólo con la acción colectiva se logrará la modificación integral de la Seguridad Social.

Sor Trinidad puso el dedo en la llaga putrefacta del actual Seguro Familiar de Salud cuando señaló que “Ante nuestro sistema excluyente de salud el cual hace que los más pobres se les haga imposible, tener acceso a servicios adecuados de salud, medicamentos, también la medicina de alto costo, tratamientos ante enfermedades comunes y terminales.”

Llevamos años demandado la modificación que tiene pendiente hacer el Congreso Nacional, pero que no vuelva a realizarse con retazos y remiendos, sino que los Legisladores y Autoridades se comprometan en hacer una modificación integral profunda y factible de la Ley 87-01 que creó el SDSS, que priorice la garantía de los derechos fundamentales que establece nuestra Constitución a la Seguridad Social, a la Salud Integral y a Pensiones Dignas.

La Coalición por la Seguridad Social Digna, reconoce los aportes de la Iglesia Católica a través del tradicional Sermón de las Siete Palabras y hace un llamado la articulación por los derechos a una Seguridad Social Digna para toda la población.