Nódulo tiroide, célula anormal que puede deformar el organismo

56
El endocrinólogo es el médico especialista en la detección, evaluación y manejo de un nódulo tiroideo.

SANTO DOMINGO.-El cuerpo humano es lo más parecido a un equipo electrónico. Ya sé que deben estar preguntándose en qué. Pero la respuesta es simple, necesitamos estar chequeándonos y dándonos mantenimiento, pero en vez de ir a donde un electricista o mecánico acudimos al médico.

Desde esta sección siempre se recalca, partiendo del tema tratado y la especialidad médica, para que se realicen un chequeo de rutina, por lo menos una vez al año.

La doctora Alicia Troncoso, presidenta de la Sociedad Dominicana de Endocrinología y Nutrición, habla en esta ocasión de como los nódulos tiroideos afectan más a las mujeres que a los hombres y porqué se debe estar vigilante a la señal que manda el cuerpo.

Aumenta con la edad

La probabilidad de que una persona desarrolle un nódulo tiroideo incrementa con la edad, dice la endocrinóloga. Troncoso explica, en un lenguaje llano, que un nódulo tiroideo es una masa o bulto en la tiroides que puede ser detectada por palpación o por ecografía (sonografía), y que por este tipo de investigación previa, alrededor del 50% de los los mismos son detectados.

“La glándula tiroides está localizada en la parte frontal del cuello, exactamente por encima de donde se encuentran las clavículas en el centro”, añade.

Esta masa o bulto es más frecuente en personas mayores de 50 años de edad, prosigue la Troncoso y destaca que el 95% de los casos que se detectan son benignos y asintomáticos.

“La mayoría se detecta de manera incidental durante un examen médico de rutina o en un estudio de imagen del cuello, como un Doppler de carótidas solicitado por otras causas.

Usualmente son manejados solo con observación y seguimiento con estudios sonográficos”, describe. Precisa que entre el 10 y el 15 por ciento de los nódulos puede aumentar de tamaño y producir síntomas o alteraciones cosméticas.

Los síntomas

Refiere que entre los síntomas se encuentran la disfonía o voz ronca de causa desconocida y que no desaparece, disnea o dificultad para respirar o falta de aire, disfagia o dificultad para deglutir los alimentos, percepción de una masa o “bola” en la cara anterior del cuello y tos seca o carraspera (sensación de irritación de la garganta).

Explica que el primer método es el más eficaz y seguro para identificar la presencia de uno o más nódulos y evaluar su tamaño y características, con las cuales el endocrinólogo decidirá si es necesaria la realización de una punción.

La evaluación

— El diagnóstico
Dijo que los nódulos tiroideos se evalúan realizando los siguientes estudios, tales como la ultrasonido de la tiroides, biopsia con aguja fina guiada por sonografía y análisis de laboratorio.

-- publicidad --