Domingo, 20 de octubre, 2019 | 7:02 am

Niña de ocho años era obligada a trabajar 12 horas en un bar en San Pedro de Macorís



Nueva Fachada De Palacio De La Policia Nacional. HOY.Alina Mieses.4.5.2014


SANTO DOMINGO.– La Policía rescató de un bar en San Pedro de Macorís a una niña de ocho años que era obligada a trabajar en el lugar por un italiano nacionalizado en el país que fue detenido.

El rescate de la menor fue realizado por miembros del Departamento de Trata y Tráfico de Personas, a cargo de la coronela Francia A. Hernández Pérez, acompañados de miembros de la Fiscalía de San Pedro de Macorís, con el apoyo de la Red Operativa de Especialistas en la Lucha contra el Tráfico de Migrantes (ISON), en un llamado “Bar Pizzería” ubicado en el boulevard de Juan Dolio.

El nombre de la niña no fue dado a conocer por razones legales.

Los agentes actuantes apresaron al propietario del establecimiento, Stefano Boccia, residente en el lugar, y a dos parroquianos que se hallaban en el negocio, uno de los cuales portaba una pistola marca Smith and Wesson, calibre nueve milímetros, sin ningún documento.

Según la investigación llevada a cabo, la niña de ocho años era obligada a permanecer hasta 12 horas en el establecimiento donde mantenía contacto con clientes de distintas nacionalidades, a quienes además les servía alcohol.

En el burdel las autoridades hallaron tiradas en distintos lugares numerosos juguetes de niñas, y las ropitas intimas de la menor que fue trasladada a un albergue infantil en San Pedro de Macorís.

Los detenidos y la pistola ocupada fueron puestos bajo control del Ministerio Público en San Pedro de Macorís, para los fines legales correspondientes.