Jueves, 22 de agosto, 2019 | 7:40 pm

Neil Armstrong fue el primero en llegar a la Luna, pero su vida ha sido un enigma

Neil Armstrong fue un enigma a pesar de ser una de las personas más famosas del mundo.
Neil Armstrong fue un enigma a pesar de ser una de las personas más famosas del mundo.


Neil Armstrong es una de las personas más famosas de la historia de la humanidad.

Cuando regresó de la Luna, fue saludado por reyes y reinas, presidentes y primeros ministros.

Era como una mezcla del superhéroe Capitán de América y el personaje James Kirk de Star Trek, con un toque del presidente John F. Kennedy.

Tenía al mundo a sus pies pero, en vez de aprovechar su estatus de celebridad, se retiró de la vida pública.

Así surgió la idea de que era un hombre solitario.

Quizás la experiencia de la misión Apolo 11 lo había dejado traumatizado de alguna manera, porque la vida en la Tierra parecía un anticlímax después de estar en la Luna, se dijo una y otra vez.

Él no disfrutaba de dar entrevistas, por lo que su silencio dio espacio para que tales rumores crecieran y volvieran en cada aniversario redondo del primer alunizaje.

La gente sabía poco de este enigmático hombre. Pero ahora, 50 años después de pisar la Luna y 7 años después de su muerte, el verdadero Neil está empezando a darse a conocer.

Primer encuentro

En 1994 me convertí en uno de los pocos periodistas que tuvieron la suerte de conocer a Neil y me pareció la persona más cuerda que haya conocido.

En ese entonces yo era un joven reportero que trabajaba para BBC Look East.

Él recibía un título honorífico de la Universidad de Cranfield, Inglaterra, y me invitaron a entrevistarlo.

Yo estaba nervioso y deslumbrado. Él era sonriente y amable.

El primer hombre en poner un pie en la Luna me tranquilizó y respondió a mis preguntas con detenimiento.

Traje espacial de Neil Armstrong.Derechos de autor de la imagen GETTY IMAGES
Armstrong estuvo 21 horas y 36 minutos sobre la superficie lunar junto a Edwin “Buzz” Aldrin.

Incluso percibió mi dolor cuando confesé haberme sentido decepcionado por la cancelación del Programa Apolo, arruinando mi sueño infantil de un día viajar al espacio.

Le pregunté: “¿Qué pasó con el sueño de Armstrong?”.

“El sueño sigue ahí”, respondió, guiñándome un ojo. “La realidad puede haberse desvanecido pero, llegado el momento, volverá”.

Lejos de ser declaraciones para un periodista, su respuesta fue un acto de bondad para despertar el espíritu optimista de un joven amante de la exploración espacial.

Segundo encuentro

Lo volví a ver 16 años después, en 2010.

Él estaba en Reino Unido con otros dos astronautas del Programa Apolo, Gene Cernan y Jim Lovell, quienes estaban realizando una gira mundial para conmemorar el 40° aniversario del alunizaje.

Fuimos invitados a entrevistarlos en un humilde hotel cerca del aeropuerto de Heathrow, en Londres, bajo estrictas condiciones de confidencialidad.

Neil Armstrong y el equipo de BBC News en 2010.Derechos de autor de la imagen EMILY SELVADURAI
Neil Armstrong y el equipo de la BBC en 2010, momento en que declinó dar una entrevista solo para no opacar a sus colegas astronautas.

Los astronautas estaban registrados bajo nombres falsos y, cuando el personal del hotel preguntó de qué se trataba la entrevista, dije que era sobre golf, algo que parecía plausible dado el atuendo de los tres.

Le recordé a Armstrong que nos habíamos conocido hace mucho tiempo.

Para mi sorpresa, me dio esa cálida y tranquilizadora sonrisa, y aseguró que recordaba ese día, del cual habló con cariño.

Conversamos sobre su gira comiendo un sándwich, pero rechazó la solicitud de realizar otra entrevista, diciendo que no quería quitarle protagonismo a sus compañeros astronautas.

Esta visión está emergiendo tras el documental “Armstrong”, dirigido por David Fairhead y narraciones de Harrison Ford, el cual fue lanzado en el marco del 50° aniversario de la hazaña del Apolo 11.

“Esto nunca envejece”

El hijo más pequeño de Neil, Mark, y la hija de éste, Kali, ambos músicos, hablaron con la BBC sobre el documental.

Mark y Neil ArmstrongDerechos de autor de la imagen BBC NEWS/NASA
Image captionMark Armstrong y Neil Armstrong son indudablemente parecidos.

En ese contexto, les mostramos videos de los momentos más destacados de la misión Apolo 11 para ponerlos en ambiente.

Al ver las imágenes, Kali se sorprendió de cómo su padre, de 56 años, se parecía a su abuelo, que entonces tenía 39.

Ambos sonreían, incapaces de contener su alegría por lo que, obviamente, sentían como una enorme fortuna del destino.

De hecho, aunque se trata de una historia que Mark y Kali conocen al dedillo, estaban hipnotizados por las imágenes.

“Esto nunca envejece”, dijo él.

Padre e hija vieron maravillados a Neil bajar del módulo lunar Águila y pronunciar las palabras que por siempre resonarán en la historia: “Esto es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”.

*Cortesía de BBC