Museología nacional (6 de 6)

Museología nacional (6 de 6)

Wilfredo Mora

6.- Arqueología y patrimonio sub-acuáticos. A) Comisión de Rescate Arqueológico Submarino. B) Museo de las Casas Reales.

Este Museo de las Casas Reales fue uno de los primeros en implementar un programa de arqueología submarina, en aras de rescatar y poner en valor una gran cantidad pecios de embarcaciones que estaban hundidos en alguna parte de la Isla, y que forman parte del acervo patrimonial cultural e histórico de la nación.

El Museo de las Casas Reales fue fundado en 1973, y oficialmente inaugurado el 31 de mayo de 1976. Un mes después se creó el Voluntariado del Museo de las Casa Reales, y más tarde apareció el Patronato Rector, para darle vida y perpetuar los valores de la vieja ciudad colonial.

Es una institución con profundo valor de los artefactos históricos del patrimonio cultural nacional.

En ella se nos cuenta la historia de la arqueología sub-acuática legada por la época colonial. Y en ese sentido, hoy son parte del legado del Museo de las Casas Reales, y parte de la museografía que se ha logrado conservar.

Un requisito imprescindible para ser arqueólogo sub-acuático es el buceo y conocer las técnicas de trabajo arqueológico bajo agua, ya que la arqueología sub-acuática es la responsable de explorar nuestras reliquias en el fondo del mar. Y esto ha sido posible en la década de los 70, mediante rescate de galeones españoles “Conde de Tolosa”, “Nuestra Señora de Guadalupe”, y de otros, de cuyas piezas (cañones, cristalerías, monedas y medallas) existen otras mercancías de los viajes propios de la época.

La Comisión de Rescate Arqueológico Submarino dio origen a la Oficina Nacional de Patrimonio Cultural Subacuático, creada por Decreto No. 289-99, en el gobierno de Leonel Fernández Reyna, entonces dependiente del Consejo Presidencial de Cultura; aunque hoy, depende del Ministerio de Cultura.

¿Cuál es la situación de la Oficina gubernamental en relación a las actividades de rescate, a la investigación, y, sobre todo, a la función de incautación o recuperación de bienes del patrimonio cultural sub-acuático que históricamente han enajenados las empresas del turismo y otras transnacionales? La respuesta que tengo es que no hay fondos de parte del gobierno para los programas de desarrollo de la arqueológica sub-acuática.

No Hay equipos ni programas. Y es por esta razón que no puede hablarse de un museo sub-acuático, diferente al concepto de historia natural, sino que precisamos conocer la documentación histórica en los trabajos de rescate de naufragios, en la búsqueda de vestigios que se encuentran sumergidos en el mar que nos corresponde en la isla.

Es por esta razón que siento que estoy perdido al no poder enumerar las formaciones sociales desde nuestra prehistoria, nuestro periodo colonial y la formación de la primera república, sin un verdadero patrimonio arqueológico de los fondos marinos que pueda mostrarnos de manera organizada, como sería en un museo.

Creo, que al patrimonio cultural sub-acuático le falta establecer los museos locales, y poner en contexto la preeminencia histórica, los descubrimiento de las embarcaciones que se encontraron en las costas de Samaná, Bayahíbe, Puerto Plata, Montecristi, Barahona, y otros muchos lugares que constituyen todavía yacimientos arqueológicos submarinos.

 



Avatar

Wilfredo Mora

Noticias Relacionadas