Sábado, 24 de agosto, 2019 | 7:21 am

Monseñor Ozoria critica reguetón en funerales

Exhortó a los ciudadanos rescatar la cultura y respetar difuntos

El arzobispo metropolitano, monseñor Francisco Ozoria, Realizò una misa con motivo a la celebracion del dia de los fieles difuntos. Foto: Elieser Tapia.
El arzobispo metropolitano, monseñor Francisco Ozoria, Realizò una misa con motivo a la celebracion del dia de los fieles difuntos. Foto: Elieser Tapia.


Santo Domingo.-El arzobispo metropolitano de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria, consideró que la sociedad dominicana ha perdido el respeto por los difuntos y el valor cultural, por la forma en que hoy en día son sepultadas algunas personas.

Ozoria lamentó que en la actualidad no se respete la solemnidad que requieren los velatorios y entierros, señalando que en muchos casos se escucha música y se toma alcohol.

Exhortó a la ciudadanía a rescatar la cultura que honra la memoria de los seres queridos que han fallecido.

“Aunque muchos oran y realizan cánticos religiosos, otros han adoptado una cultura distinta, consumiendo bebidas alcohólicas y haciendo fiestas en los velorios, incluso he visto entierros donde la música que se escucha es la de reguetón, esto no es más que la pérdida de valor cultural”, manifestó.

Monseñor Ozoria habló ayer al encabezar una misa en conmemoración al Día de los Fieles Difuntos, en la remodelada capilla La Paz de la parroquia San Elías del Cementerio Nacional de la Máximo Gómez.

Durante la eucaristía, el arzobispo agradeció al Ayuntamiento del Distrito Nacional el trabajo realizado en dicho camposanto, aunque lamentó que antisociales penetren a los cementerios a profanar las tumbas.

En la misma estuvo presente el alcalde del Distrito, David Collado, quien informó que el remozamiento del cementerio tuvo una inversión de 2 millones de pesos.

Collado indicó que se siente satisfecho con el trabajo realizado en este cementerio, ya que en un mes fue saneado, colocaron luces y próximamente procederán a instalar cámaras de vigilancia, así como policías municipales para evitar que desaprensivos cometan saqueos y profanación de las tumbas.

Un remozado cementerio

Un limpio y remozado Cementerio Nacional de la Máximo Gómez fue visitado por cientos de personas que acudieron ayer a las tumbas de sus seres queridos a orarles, colocarles flores y velones por motivo de conmemorarse el Día de los Fieles Difuntos.

Los visitantes manifestaron sentirse satisfechos con los trabajo de limpieza y embellecimiento realizados en el camposanto por parte del Ayuntamiento del Distrito, por lo que pidieron que este no vuelva a ser descuidado.

Los trabajos realizados, cuyo monto alcanzó los dos millones de pesos, incluyeron la remodelación de la capilla La Paz, perteneciente a la parroquia San Elías Profeta, ubicada dentro del mencionado camposanto, la cual estaba cerrada desde hace ocho años debido a su mal estado.