Merienda Nutricional va más allá de saciar hambre infantes

Merienda Nutricional va más allá de saciar  hambre infantes

SANTO DOMINGO.-Los niños necesitan consumir alimentos que les proporcionen salud. Hoy más que nunca, donde la población infantil vive su etapa más expuesta a virus y bacterias, debe ser prioridad en la agenda de los padres y tutores proporcionarles una alimentación balanceada y la merienda es tarea pendiente, puesto que, no solo se le deben dar productos para saciar su hambre o “gusticos”, que a la larga le pase factura a su organismo.

De acuerdo a la nutrióloga y Master en Nutrición Pediátrica, Keila Guzmán, hay que tener en cuenta que una de las causas principales del aumento de la obesidad, diabetes e hígado graso en la población infantil ha sido debido a la mala alimentación y el sedentarismo.

En este sentido, indica que “estamos a tiempo de poner un alto y comenzar a preocuparnos más en qué llevamos a la despensa para que mis hijos consuman y qué le añado a sus loncheras. No es sano darles cualquier cosa para que se llenen; las mejores meriendas tienen que ser bajas en azúcar, sal y grasas”.

Guzmán explica que hay una diferencia entre alimentación y nutrición; la primera, es el proceso mediante el cual los seres vivos consumen diferentes tipos de alimentos con el objetivo de recibir los nutrientes necesarios para sobrevivir.

Es un acto voluntario. Mientras que se conoce como nutrición al proceso biológico a partir del cual el organismo asimila los alimentos y los líquidos necesarios para el crecimiento, funcionamiento y mantenimiento de las funciones vitales.

La especialista, quien realizó la segunda edición de la “Lonchera Nutricional”, un proyecto que nace desde el corazón para orientar a las madres de cómo pueden brindarle salud a sus hijos a través de una alimentación balanceada y enseñándoles a preparar la lonchera sin traumas, destaca que los padres deben evitar darles grasas transgénicas, que el hijo consuma con moderación las grasas saturadas, incluir con normalidad en su dieta las grasas polinsaturadas, aumentar el consumo de frutas y vegetales, aumentar la ingesta de agua, vigilar los excesos para no caer en el sobrepeso u obesidad y realizar cinco comidas, tres principales y dos meriendas.

Evitar en las loncheras
Se debe evitar la bollería (sobre todo la industrial), las galletas y snak, bebidas artificiales, como refrescos o jugos con colorantes, lácteos que tienen altos contenidos de azúcar, comida chatarra, embutidos, como el chorizo o salchichón”, aseveró.

Por otro lado, la galena aconseja combinar alimentos de estos tres grupos básicos: lácteos, contiene calcio y proteínas; frutas, aporta fibra, vitaminas y agua; cereales integrales y frutos secos, rica fuente de fibra y energía.

Las once reglas de oro
*Conviértete en su mejor ejemplo.
*Desayunar todos los días.
*Cuidado con lo que llevas a la despensa.
*Reordena tu cocina y compra alimentos nutritivos.
*Reduce la compra de dulces y chucherías, no almacenes estos alimentos.
*No comer viendo TV o usando la tablet.
*Las frutas deben componer el postre o merienda habitual de ellos.
*Pan y demás cereales deben ser integrales.
*Evitar el picoteo de chucherías, refrescos y snacks no nutritivos.
*Realizar actividad física 30 minutos todo los días.
*Diviértete y disfruta prepararlas para tus hijos.

Opciones prácticas de menús semanal variado
Loncheras. A continuación te presentamos opciones saludables de cómo hacer las loncheras nutricionales, recuerda que deben ser variadas para que el niño no se aburra.
Opción 1
Lunes: Mini quesadillas, Yogurt y frutas picadas.
Martes: Mini pizza casera, con jugo natural y una manzana.
Miércoles: Puré de papa, jamón y leche entera.
Jueves: Mini hamburguesa, jugo natural y frutos secos.
Viernes: Ensalada de fruta, yogurt y granola.
Opción 2
Lunes: Pancake, con mermelada de fresa o piña, fresas y rodajas de guineo.
Martes: Macarrones con queso, jugo natural, pera y frutos secos.
Miércoles: Pasta con salsa de tomate, jugo natura l, y un (1) kiwi.
Jueves: Omelette de vegetales, dos rodajas de pan, jugo natural y mandarina.
Viernes: Avena, granola, pasas, almendra y una manzama. Otra opción puede ser Sándwich de atún, jugo natural y una manzana.
La doctora Guzmán labora en los Consultorios Médicos Jerusalem. IG: dra.keilaguzman.



Erika Rodríguez

Erika Rodríguez

Noticias Relacionadas