Jueves, 27 de junio, 2019 | 2:05 am

Mecanismo Internacional Varsovia: pérdidas y daños en el Caribe y RD

Clima. El calentamiento global ha sido provocado más por los países desarrollados. Cifras. En 2017 los desastres relacionados con el clima y la geofísica mataron a 1.3 millones de personas.

Inundaciones provocadas por el desbordamiento del río Yaque del Norte debido a la tormenta Olga  ocurrida en 2007.
Inundaciones provocadas por el desbordamiento del río Yaque del Norte debido a la tormenta Olga ocurrida en 2007.


SANTO DOMINGO.-El presidente Danilo Medina Sánchez, durante la 73.ª Asamblea de la ONU, se refirió al cambio climático como la principal amenaza de la humanidad del siglo XXI y planteó: “Es injusto que los países que aportamos una cantidad insignificante de gases tengamos que cargar con responsabilidades que les corresponden a otros países”.

En efecto, el peso del calentamiento global recae en los países en desarrollo; de ahí que cinco del top 10 de los países más vulnerables del planeta se encuentran en nuestra región de Centroamérica y el Caribe, incluyendo República Dominicana.

La tormenta Olga ocasionó grandes pérdidas.

La tormenta Olga ocasionó grandes pérdidas.

Es innegable que el cambio climático ha sido originado por la acción humana. Es indudable también, que las acciones de los países desarrollados son las que han provocado el calentamiento global, y han originado que las islas y los países más pobres se vean expuestos a sufrir las consecuencias de las malas prácticas, siendo estos los más afectados por los cambios en la temperatura.

Pérdidas económicas

La Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Desastre, en su informe de 2017, estableció que entre 1998 y 2017 los desastres relacionados con el clima y la geofísica mataron a 1.3 millones personas y dejaron otros 4.4 mil millones de heridos, sin hogar, desplazados o que necesitan asistencia de emergencia.

Mientras la mayoría de las muertes se debieron a terremotos y tsunamis, el 91% de todos los desastres fueron causados por inundaciones, tormentas, sequías, olas de calor y otros fenómenos meteorológicos extremos, como los huracanes.

El informe establece que en el citado período, “los países afectados por el desastre también informaron pérdidas económicas directas valoradas en US$2,908 billones, de los cuales desastres relacionados con el clima causaron US$2,245 billones o 77% del total.

Esto es superior al 68% (US$895 mil millones) de pérdidas (US$1,313 mil millones) reportadas entre 1978 y 1997.

En general, las pérdidas reportadas por fenómenos meteorológicos extremos aumentaron un 151%, entre estos dos periodos de 20 años”.

Mecanismo de Varsovia

El Mecanismo Internacional de Varsovia, establecido por la Convención de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CNUCC), como el instrumento internacional de Pérdidas y Daños en la cumbre climática de 2013 (COP19) en Varsovia (Polonia), con el objetivo de enfrentar las consecuencias del cambio climático en los países en desarrollo y las islas, que son los más expuestos. Durante la COP20 en Lima, (Perú) y respondiendo al llamado de los Estados más vulnerables frente al cambio climático, se reconoció expresamente el mecanismo de daños y pérdidas.

Entre 2007 y 2017 en el Caribe se han registrado más de 13 fenómenos hidrometeorológicos de grandes consecuencias en las economías, cuyos impactos van desde el 1% al 225% del PIB con pérdidas materiales entre 6 y 1,313 millones de dólares, dejando en poco tiempo prácticamente destruidas las infraestructuras desarrolladas que tomó décadas construir.

Por ese motivo, el presidente Danilo Medina resaltó los daños materiales y las víctimas que han dejado varios huracanes y propugnó, como medida concreta y urgente el “crear y financiar un fondo para pérdidas y daños producto del impacto negativo de los fenómenos naturales, que permitirá resarcir los daños ocasionados a las infraestructuras, ecosistemas y aliviar la condición de riesgo”.

Agregó que “ahora resulta que los recursos que tenemos que dedicar a la educación, producción de alimentos y al desarrollo los hemos tenido que desviar hacia la reconstrucción de nuestra infraestructura debido al impacto de las tormentas tropicales”.

Por eso, “mi país, se manifiesta nuevamente ante la necesidad de financiar y darle operatividad al Mecanismo Internacional de Varsovia sobre Pérdidas y Daños asociados a los impactos del Cambio Climático”.

Y es que este fondo especial permitirá enfrentar este tipo de catástrofes, y así resarcir las pérdidas en infraestructura, ecosistemas y aliviar la condición de riesgo de nuestros pobladores.

Por medio del mecanismo de Varsovia se solicita a los países desarrollados fortalecimiento y apoyo, incluyendo tecnología y desarrollo de capacidades.

13 Fenómenos en el Caribe.
Se registraron de 2007 a 2017, dejando pérdidas materiales entre 6 y US$1,313 millones

—1— Apoyo
A través del Mecanismo de Varsovia se solicita a los países desarrollados apoyo para que las naciones vulnerables hagan frente a las pérdidas y daños.
—2— Redes
El plan invita a los países a fortalecer y desarrollar instituciones y redes para mejorar las acciones mediante la colaboración.

—3— Delegación
Es un imperativo para la delegación dominicana que asistirá en diciembre a la COP24 en Katowice, Polonia, retomar la propuesta del presidente Medina y motivar el liderazgo para que el mecanismo sea una realidad de alivio a comunidades más vulnerables.

*Por OMAR RAMÍREZ TEJEDA