Domingo, 21 de julio, 2019 | 1:04 am

Marchena destaca reducción de fieles en las iglesias tras Sermón de las Siete Palabras

Roberto Rodríguez Marchena, director de Comunicación.
Roberto Rodríguez Marchena, director de Comunicación.


Santo Domingo.- Luego de que sacerdotes pronunciaran ayer el Sermón de las Siete Palabras denunciando fuertes criticas contra el Gobierno, el portavoz de la Presidencia compartió en su cuenta de Twitter un trabajo que aborda la reducción de fieles que han registrado las iglesias en las dos últimas décadas.

El trabajo fue publicado en la página huffpost.com  y se titula “Church Membership Has Dropped Sharply Over The Past 2 Decades: Gallup” en inglés que significa “La membresía de la Iglesia se ha reducido drásticamente en las últimas 2 décadas: Gallup”.

El mismo describe que cada vez más improbable que los estadounidenses se conviertan en miembros formales de iglesias y otras congregaciones religiosas.

“El número de adultos estadounidenses que pertenecen oficialmente a una iglesia u otra institución religiosa se ha desplomado del 70% en 1999 al 50% en 2018”, reza el documento.

Asimismo, explica que “la disminución en la membresía de la iglesia coincide con una disminución concurrente en la asistencia semanal a la iglesia. También se ha documentado un aumento bien documentado de los “nobles” religiosos: las personas que se describen a sí mismas como ateas, agnósticas o “nada en particular”. El porcentaje de adultos estadounidenses que dicen no tener preferencia religiosa se duplicó del 8% en 2000 a aproximadamente 19% en 2018, según Gallup”.

El Retuit de Marchena se produjo horas después del Sermón de las Siete Palabras que se llevó a cabo ayer con motivo del Viernes Santo, día de la Pasión y Muerte de Jesucristo, el hijo de Dios.

Los sacerdotes criticaron a “quienes pretenden con intenciones mezquinas perpetuarse en sus cargos, sin importar que para lograrlo haya que pisotear una vez más nuestra Carta Magna, a quienes venden sus votos y sus conciencias, aquellos padres de familia que han delegado la responsabilidad de la educación de sus hijos a la escuela, a los medios de comunicación o ha cualquier otra institución”.

También apoyaron la afirmación del arzobispo Francisco Ozoria cuando dijo que el país estaba siendo conducido hacia una dictadura.

Indicaron que “la justicia dominicana está secuestrada, se regodea en sí misma impartiendo justicia añada, y los responsables de impartir justicia se caracterizan por exhibir comportamientos cínicos y son en ciertos momentos teatreros, que no investigan lo suficiente y su función esencial se ha reducido prácticamente en encubrir a líderes políticos corruptos”, entre otros males que afectan a la sociedad dominicana.