Manuel Zelaya dice que Evo Morales sufrió un “golpe de Estado” como él en 2009

65
Manuel Zelaya fue derrocado por los militares el 28 de junio de 2009.

Tegucigalpa, Honduras.- El expresidente de Honduras Manuel Zelaya dijo este lunes que Evo Morales acaba de afrontar un “golpe de Estado” en Bolivia, que comparó con el que sufrió él el 28 de junio de 2009, cuando fue derrocado y expulsado del país.

“Asaltaron mi casa en la madrugada, me secuestraron a Costa Rica en avión militar y dijeron que era sucesión constitucional. Evo aceptó que repitieran elecciones, y militares le exigieron la renuncia.

Bajo todas luces rompieron el orden constitucional y es un GOLPE DE ESTADO”, enfatizó Zelaya en la red social Twitter.

Zelaya ha venido expresando su apoyo a Evo Morales, luego de la crisis generada en Bolivia después de las elecciones del 20 de octubre en ese país, en las que la oposición asegura que hubo un fraude.

Dos días después de las elecciones en Bolivia, Zelaya señaló que Evo Morales volvía “a derrotar el imperialismo” al aplaudir su “contundente triunfo” electoral.

En medio de las protestas por las denuncias de fraude, Morales anuncio el domingo su renuncia y en una carta enviada al Parlamento indicó que con su decisión busca “evitar” la violencia y expresa su deseo de que retorne la “paz social” al país, del que estuvo al mando por trece años y nueve meses.

“Mi responsabilidad como presidente indígena y de todos los bolivianos es evitar que los golpistas sigan persiguiendo a mis hermanos y hermanas dirigentes sindicales, maltratando y secuestrando a sus familiares”, señala el texto cuya autenticidad fue confirmada a Efe por fuentes del Senado.

El expresidente hondureño Manuel Zelaya fue derrocado cuando promovía reformas constitucionales que la ley le prohibía.   El exgobernante del país centroamericano había llegado al poder el 27 de enero de 2006 bajo la bandera del Partido Liberal de Honduras, al que luego del golpe de Estado acusó de haberse confabulado con otras fuerzas políticas en el Parlamento, los militares y empresarios hondureños, para derrocarlo.

Zelaya fue llevado a Costa Rica y después estuvo viviendo con su familia en República Dominicana, de donde regresó en 2011 y luego se convirtió en el coordinador general del Partido Libertad y Refundación (Libre), surgido a raíz de su derrocamiento.   

Libre se convirtió desde las elecciones generales de noviembre de 2013 en la segunda fuerza de oposición, de la que desplazó al centenario y conservador Partido Liberal de Honduras.

-- publicidad --