Lunes, 24 de junio, 2019 | 10:15 pm

Los verdaderos culpables



En una interpretación de la Ley de Régimen Electoral, en lo relativo a la forma de elección de los senadores y diputados, la Junta Central Electoral reglamentó que el texto de la citada legislación deja sin efecto el arrastre en 26 provincia y que ese mismo texto lo mantiene en las provincias donde hay más de una circunscripción electoral.

Es un absurdo que en el país se implementen dos sistemas de elecciones a nivel congresional, uno con arrastre y otro si arrastre. Pero ese sinsentido tiene su origen en el tollo que parió el Congreso Nacional, cuando poniéndose de espalda a una gran parte de la sociedad, aprobó la Ley Electoral y la de Partidos.

Los responsables de que esas leyes sean incongruentes, que tengan disposiciones contradictorias o disímiles son los congresistas y nadie más.

Las cúpulas de los partidos que desconocieron años de trabajo y de interacción social con relación a esas dos legislaciones son los verdaderos responsables de estas incongruencias que han venido a afectar la imagen del órgano llamado a ejecutar lo dispuesto en esas leyes.

EL DÍA respalda la eliminación del arrastre en todos los niveles de elección en las 32 provincias del país, pero consideramos injusto e irresponsable cargarle el dado a la Junta Central Electoral si no es así, porque fueron otros los que aprobaron esas leyes y los que cometieron los errores en la redacción de las mismas, todo por aprobar al vapor versiones cuestionables de la Ley Electoral y la Ley de Partidos Políticos.