Martes, 23 de abril, 2019 | 8:44 pm

Los “ninis” en México tienen “rostro de mujer”, revela estudio



México.- Los llamados “ninis”, aquellos jóvenes que ni estudian ni trabajan, en México parecen tener “rostro de mujer” según los resultados del estudio “Milenials en América Latina y el Caribe- ¿trabajar o estudiar?”, divulgado hoy por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Durante la presentación del informe, Roberto Vélez, director del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) -que junto con el BID estuvo a cargo del reporte-, indicó que “cuando hablamos de un subgrupo de estas características, que ni estudia ni trabaja, en México tiene rostro de mujer”.

Esta afirmación se basa en los testimonios de los entrevistados, jóvenes de 15 a 24 años del la Zona Metropolitana de la Ciudad de México y constata que las tasas de inactividad laboral y académica se concentran en la población femenina.

La mayoría invierte su tiempo en cuidar a otras personas dentro del entorno familiar. “Los ‘ninis’ dedican un 70 % más tiempo al cuidado de otras personas que los no ‘ninis’”, aseguró Vélez.

Al profundizar en este subgrupo de jóvenes se concluyó que sus padres tienen una visión más negativa sobre ellos que la que tienen sobre sus hijos los padres de personas que estudian o trabajan.

Esto, a juicio del experto, indica que estos jóvenes “se están desarrollando en un entorno más adverso que el resto de los jóvenes que no están clasificados como ‘ninis'”.

También se observa que los padres que en su día experimentaron menos posibilidades de crecimiento social y económico o retrocesos en su bienestar son generalmente los padres de los jóvenes totalmente inactivos.

“Es decir, los ‘ninis’ se están desarrollando en un contexto que trae una carga negativa que se está reproduciendo y se está transmitiendo de forma generacional”, aseveró. Sabiendo esto, Vélez llamó a “establecer estrategias que hagan visible a esta población”.

Además de México, el estudio muestra un panorama latinoamericano poco alentador, desvelando grandes rezagos cognitivos en la juventud de la región, lo que supone dificultades a la hora de encontrar oportunidades laborales.