Viernes, 19 de abril, 2019 | 1:04 pm

Los bomberos



Entre los servidores públicos hay un grupo de personas que por opción propia arriesgan hasta la vida con tal de salvaguardar y rescatar las de otros en situaciones de emergencia.

Su espíritu de entrega y de servicio los hace merecedores de la admiración y el respeto de todos. Están disponibles para servir las 24 horas del día, los siete días de la semana.

Difícilmente se les vea reclamando beneficios para sí, pues con frecuencia sacrifican hasta su bienestar con tal de ayudar a los demás.

Los bomberos de todo el país y de todo el mundo suelen ser objeto de admiración y cariño por su espíritu de servicio y desprendimiento, aun cuando tengan que arriesgar la vida para rescatar las de otros.

Muchos de ellos son voluntarios, que no cobran por sus horas de servicio, y en adición, con mucha frecuencia, aportan sus recursos para ayudar a esas instituciones.

Los voluntarios son parte fundamental de los cuerpos de bomberos de las grandes urbes y corresponsables de que esas instituciones puedas cumplir con sus funciones.

El sector empresarial ve con simpatía la labor de los bomberos y está consciente de que muchos de sus activos están más seguros con cuerpos de bomberos bien equipados.

Así como hay un cuerpo de voluntarios en los bomberos, también hay una brigada empresarial que da apoyo material a ese cuerpo de socorro.

Los bomberos son dependencia de los ayuntamientos, que suelen tener sus finanzas menguadas, de ahí la importancia de la colaboración de las brigadas empresariales y del aporto de los bomberos voluntarios.