Martes, 12 de noviembre, 2019 | 10:21 am

Lo que se avisora



Como de costumbre, los ciudadanos acuden a los procesos electorales en orden y culminan con deseos de enterarse rápidamente de los resultados.

Desde un tiempo hasta la fecha, la modernización de los sistemas utilizados por la Junta Central Electoral ha permitido mejorar los procesos electorales, pero no ha eliminado viejas costumbres de la clase política nacional.
El país acaba de observar un proceso de elecciones primarias en el que participaron los dos principales partidos políticos del país para escoger sus candidatos.

Por primera vez le correspondió a la Junta Central Electoral organizar esos procesos internos, lo que permitió que bastante temprano se supieran los resultados preliminares, aunque todavía hay un camino contencioso que debe ser agotado.

Las quejas derivadas del proceso de ayer deben ser atendidas e investigadas por la Junta, sin que eso implique someter a ese organismo a la hoguera.

Toca a la Junta recibir las quejas tramitadas conforme establecen las leyes y darles una respuesta adecuada y también conforme a la ley.
Toca a la clase política, por su parte, encaminar de manera civilizada todas las quejas que pueda tener y abordarlas con racionalidad.