Martes, 17 de septiembre, 2019 | 12:36 pm

Lesiones, benditas lesiones



Las lesiones de estelares son el factor más “desgraciado” que le puede ocurrir a un equipo cualquiera, tal y como le ha sucedido a los Yanquis de Nueva York y a los Warriors de Golden State en la NBA.

Los Yanquis, durante toda la temporada, han sufrido bajas fundamentales, constituyéndose en un verdadero dolor de cabeza.

Hasta la fecha las bajas han sido de alto calibre, entre ellas Giancarlo Stanton, Miguel Andújar, Luis Severino y Domingo Germán.

Aparte de que por momentos no han contado con los servicios de Gary Sánchez y Aaron Judge, todos claves en la ofensiva y en el picheo.

Sin embargo, el equipo ha corrido con suerte, porque a pesar de esos graves contratiempos, se encuentra en la cima de la división Este de la Americana, con marca hasta ayer de 39-24, igualados con Tampa Bay.

A los Warriors las lesiones de sus estelares, con Kevin Durant y Klay Thompson como piezas fundamentales, les han caído los “palitos”, porque de ser amplios favoritos para derrotar a los Raptors de Toronto, para la mayoría por la vía de la “blanqueada”, hoy están con “la soga al cuello”, con récord de 1-3.

La serie, para el quinto choque, se traslada hoy a la sede de los Raptors, es decir, que los Warriors tienen la obligación de imponerse en los tres choques restantes, algo que parece muy difícil, aunque no imposible, si pueden integrar a Durant y Thompson, siempre que tengan, algo muy dudoso, por lo menos un 75 por ciento de sus condiciones físicas.

RADARES.- El torneo de básket del Distrito debe realizar una amplia campaña publicitaria en los diferentes sectores que tienen equipos, con el objetivo de integrarlos. Creo que hasta ahora la asistencia no ha sido la proyectada.

Publicidad