La Venezuela chavista ha sido una frecuente generadora de conflictos con gobiernos de RD

La Venezuela chavista ha sido una frecuente generadora de conflictos con gobiernos de RD

La Venezuela chavista ha sido una frecuente generadora de conflictos con gobiernos de RD

SANTO DOMINGO.-Las relaciones entre la República Dominicana y Venezuela continúan cada vez más tensas e inestables, caracterizadas por sucesivos conflictos, contradicciones y enfrentamientos.

La situación ha llegado a tal punto que la República Dominicana, uno de los principales socios fundadores de PetroCaribe, fue excluida de ese pacto petrolero desde 2015 y el Gobierno dominicano ha tenido que apelar, sin ningún tipo de concesión o facilidad crediticia, a comprar petróleo y derivados hasta por Argelia, que ya se ha convertido en el principal suplidor.

Los sucesivos conflictos en las relaciones dominico-venezolanas se remontan a 2003, cuando el 30 de abril el entonces presidente Hipólito Mejía decidió conceder asilo político a dos hermanos exmilitares disidentes del mandatario venezolano Hugo Chávez, que seis días antes se alojaron en la embajada dominicana en Caracas.

Los conflictos

Desde entonces esas históricas relaciones diplomáticas y políticas dejaron de ser armónicas y estables.
Se trata de los entonces capitanes retirados del Ejército Alfredo y Ricardo Salazar Bohórquez, quienes fueron declarados en rebeldía en una plaza de Caracas.

Su solicitud de asilo fue tramitada en abril de 2010 a través del jefe de la delegación diplomática dominicana de la época, Ricardo de Moya.

Tras esa decisión del Gobierno dominicano comenzaron a retrasarse los embarques de combustibles procedentes de Venezuela y que bajo condiciones financieras preferenciales suministraba a través de PetroCaribe.

Agravamiento de nexos

La situación se agravó mucho más cuando el 27 de julio de 2003 Chávez afirmó que el país era un centro de conspiración, y acusó al extinto mandatario venezolano Carlos Andrés Pérez de planificar un magnicidio.

Ante esa denuncia el presidente Mejía reaccionó atribuyendo a su homólogo venezolano padecer del “síndrome de Carlos Andrés Pérez”, al tiempo de negar sus presunciones.

El 18 de septiembre del mismo año Venezuela anunció el retiro de su embajador en la República Dominicana, Francisco Belisario Landis.

Luego de intensas gestiones diplomáticas el enfrentamiento entre los presidentes Chávez-Mejía culminó el 14 de noviembre, durante la XIII Cumbre Iberoamericana en Bolivia, cuando ambos mandatarios se saludaron afectuosamente y anunciaron la reanudación de las relaciones.

Otra etapa de relaciones

A finales de 2009, el Gobierno de Chávez anunció que la estatal Petróleos de Venezuela, S. A. (Pedevesa) adquiriría el 49% de las acciones de la Refinería Dominicana de Petróleo, y meses después el ministro de Energía y Minas sorprendió al oponerse, descartando esa operación por considerarla “poco conveniente” para su país.

Más tarde, el 6 de abril de 2010, una misión del Gobierno venezolano, encabezada por su entonces ministro de Relaciones Exteriores y ahora presidente de la República, Nicolás Maduro, llegó al país para participar en una reunión de trabajo con el presidente Leonel Fernández y varios de sus funcionarios en el Palacio Nacional.

Al término de la misma, el canciller Maduro y el ministro de Hacienda dominicano, Vicente Bengoa, anunciaron que el mandatario dominicano viajaría a Caracas para firmar la alianza con la Refidomsa.

El domingo 18 de abril de 2010 Fernández viajó a Caracas para la firma de la operación con la Refinería y tampoco se realizó la misma, aunque las autoridades dominicanas plantearon que se realizara en uno de los salones del aeropuerto internacional de Maiquetía Simón Bolívar.

Contradicción

A raíz de esa situación funcionarios de ambos gobiernos alegaron que la firma anunciada previamente en el Palacio Nacional dominicano no estaba prevista y que Fernández solamente asistiría a los actos conmemorativos del Bicentenario de la fundación de la nación suramericana.

También se recuerda que en octubre del año 2011, luego de una visita a Colombia, el presidente Fernández tenía previsto visitar a Chávez en su lecho en Caracas, pero horas antes se anunció que la misma había sido pospuesta por petición de Venezuela, debido a “inconvenientes” en la agenda del convaleciente mandatario venezolano.

En otro hecho, el primero que tocó al gobierno del presidente Danilo Medina, Venezuela retiró, de manera sorpresiva, sin previa notificación, a su embajador en el país, Alfredo Murga Rivas, y no fue hasta meses después que acreditó su sustituto.

Crisis actual

Para el Gobierno dominicano la Embajada de Venezuela está acéfala, ya que no reconoce como legítimo al gobierno de Nicolás Maduro y el presidente interino Juan Guaidó no ha comunicado por las vías oficiales o diplomáticas la designación de su representante en el país.

En la sede de la Embajada de Venezuela se mantiene Al de Jesús Uzcátegui Duque, a quien las autoridades dominicanas ya no reconocen como embajador.

El 19 de febrero Guaidó nombró a Eusebio Carlino como embajador en República Dominicana y fue ratificado por la Asamblea Nacional.

Según los trámites diplomáticos vigentes antes de la designación de un embajador se debe obtener el “placet” o anuencia del país asignado y luego se gestionan las audiencias para la presentación de las “copias de estilo” a la Cancillería y posteriormente las “cartas credenciales” al Presidente de la Republica, con lo que se oficializa automáticamente la acreditación de la misión diplomática con todos su personal, incluyendo el consular. Hasta el momento, no se conocen fechas para ambos procedimientos.

El primer conflicto conocido “por abajo” en las relaciones entre Venezuela y República Dominicana surgió en 1990 por una tardanza en el Gobierno de Carlos Andrés Pérez en despachar material asfáltico para un plan en los barrios de la Capital.

—1— Pago deuda
En 2015 el Gobierno realizó una operación de compra anticipada de la deuda que por suministro de petróleo financiado acumulaba con Venezuela más de US$4,000 millones.

—2— Caso Petrocaribe
El acuerdo petrolero conocido como PetroCaribe llegó a su fin como instrumento de apoyo del Presupuesto público.

*Por MAXIMO MANUEL PEREZ



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas